lunes, 10 de agosto de 2009

Invitación a la lectura

¿Puede usted confiar en que leer este blog no es una pérdida de tiempo? Es sensato preguntarse eso. Después de todo circulan por la red muchísimos conglomerados de palabras que después de haber gastado las púpilas del internauta revelan que éste hizo un esfuerzo que no valía la pena. Con el riesgo de parecerle tremendamente parcial he de responder que sí, que no es una pérdida de tiempo.

Si usted no interrumpió la lectura en el párrafo anterior indignado con la aparente falta de modestia para con el propio trabajo expuesto aquí, le daré a continuación mis razones. La primera es que nuestro malestar por la situación del auditorio Justo Sierra ha crecido a tal grado que nos hemos convencido e impuesto el deber de no quedarnos con los brazos cruzados un sólo día más. Esto no quiere decir que busquemos imponer un punto de vista al respecto. Por ello la primera razón es en realidad el hecho de que deseamos entablar el diálogo con la comunidad. Lo que ocurre en el "Justo Sierra" actualmente es sólo un episodio más en la larga y penosa serie de problemas que han golpeado a la Universidad en su historia reciente. Todo esto que estoy adelantando requiere de una larga argumentación. Y eso es lo que hemos intentado construir en este sitio desde hace casi dos meses; por supuesto, sigue en construcción. Ahora trataré de resumir lo que me parece son las razones esenciales del por qué exigimos la liberación del auditorio de Filosofía y Letras. Razones que podrán diferir en algún matiz con la de alguno de mis colegas; por ello lo expuesto a continuación no es necesariamente dicho a título de todo el equipo. El motivo de hacer esto ahora es prevenirlo a usted, carísimo lector, de nosotros mismos. Al hacer público este trabajo le debemos al lector paciente e inteligente todo nuestro respeto.

¿Qué implica pedir la liberación del auditorio Justo Sierra? Implica en primer lugar suponer que está cautivo. Sostenemos que lo está. Esto implica suponer que alguien o algo lo aprisiona. Sostenemos que es así. La situación es harto compleja. Pero para que no se preste a malas interpretaciones intentaré ser claro en pocas líneas. ¿Por qué sostenemos que alguien mantine cautivo el auditorio Justo Sierra? No es una afirmación a priori, y por ello tampoco pretende tener una aceptación tal. Cierto grupo de personas vive en el auditorio, otro cierto grupo de personas sólo trabaja en él. El problema en ello es que no debería ser así. El auditorio, como parte del patrimonio de la Universidad debe ser utilizado para los fines de la Universidad. Este grupo de personas utiliza el inmueble presumiblemente para llevar a cabo lucha social e incluso actividad cultural. El problema con ello es que un inmueble público no debe ser capturado para uso privado; aun cuando este uso tenga proyección social. La Universidad tiene suficientes foros para llevar a cabo este tipo de iniciativas, siempre dentro del marco de la academia y la difusión de la cultura; así como para la libre expresión y el debate de ideas. No es necesario para ello privatizar ningún inmueble, ni siquiera si se promete ser incluyente y "dar permiso" (punto dos del comunicado de la okupación) a todos para que compartan su uso. Este lunes me percaté de que el rector Narro decidió no hacer caso omiso a este principio básico, incluyéndolo en su mensaje de bienvenida al nuevo ciclo escolar:

"La Universidad es de todos, pero nadie puede disponer de ella para otros fines que no sean los de educar y ser educados, el de investigar, el de hacernos de la cultura nacional y universal y difundirlas, el prepararnos y desarrollarnos como ciudadanos críticos, comprometidos y solidarios."

Espero sinceramente que este mensaje sea escuchado y que la intolerancia hacia la figura de la autoridad no ensordezca a los universitarios ante un mensaje que en sí mismo es valioso, independientemente de la figura que lo emite.

Hay quienes sostienen que "cederle el auditorio a las autoridades" no es más digno que la ocupación actual. Ni el auditorio ni ninguna otra parte de la Universidad es propiedad privada de nadie, mucho menos de las autoridades. El papel de las autoridades es administrar el patrimonio que la nación cede para la educación superior del pueblo. El papel de los universitarios es vigilar que se haga correctamente. ¿Qué quiere decir "vigilar que se haga correctamente"? Que no haya trabas extra-académicas para el uso del patrimonio de la Universidad. Es papel de los universitarios no sólo vigilar esto, también ejercer el derecho de utilizar estos recursos ¿Qué quiere decir esto? Que uno como universitario, debe trabajar, y trabajar mucho. Para que ese trabajo otorgue el fundamento que permita a alguien pedir los recursos que necesite a la Universidad; llámense becas, espacios, materiales, etcétera. A partir del trabajo serio uno obtiene los dones que la Universidad le pueda otorgar ¿Para qué? Para seguir trabajando, enriqueciendo la cultura de la nación, para educar y así contribuir en mayor medida a la libertad.


¿Qué significa recuperar el auditorio? No es cambiarle de dueño. No es pasárselo al hombre de pantalón largo y corbata. Es devolverlo a una comunidad que renunciando a la apatía y la indiferencia haga suyo no sólo el auditorio sino la Universidad entera. Pero no de la manera más simple y más fácil (y más cobarde también) que es secuestrando instalaciones. Sino trabajando, proponiendo. Un coloquio, por poner un ejemplo, no se hace de la noche a la mañana; requiere de un gran trabajo de investigación de los participantes, de discusión, de diálogo, de enriquecimiento; trátese sobre lo que se trate: lógica, literatura, problemas de la sociedad, educación, historia, topología; más etcétera. La vida de la Universidad depende de la actividad de la comunidad.

El paréntesis... ¿Por qué dije "cobarde"? Porque parece ser que si el auditorio Justo Sierra y otras instalaciones padecen la ocupación se debe en gran medida a que son vulnerables. Y esta vulnerabilidad (lo que sigue son meras suposiciones mías, es decir, no poseo mayor evidencia para afirmarlo, es una interpretación personal de los hechos) se debe en gran parte a una funesta interpretación del vocablo "autonomía". En 1968 hubo una lucha, de la cuál no sé mucho, no me tocó vivirla y por tanto no puedo presumirla (punto uno del comunicado). Pero sé que murieron muchos, que otros tantos fueron encarcelados, que entonces (en condiciones totalmente distintas a las de 1999; de este paréntesis se hablará después) el ejército sí entró de manera reprobable a la Universidad. Escudándose en el terrible recuerdo los actuales ocupantes se sienten seguros, saben que sólo bajo condiciones extremas alguien, allá arriba en la torre más alta de CU, se atrevería a llamar a la policía (fin del apartado subjetivo).

¿Por qué llamaría el Rector a la fuerza pública?
Porque la ocupación, en tanto que explícitamente (vea el punto 3 y el final del 5 del comunicado) se jacta de no rendirle cuentas a la autotidad universitaria está en contra de la ley. Porque todo el patrimonio universitario es otorgado por la nación. La Universidad debe rendirle cuentas a la nación. Es inadmisible que los recursos federales (i.e. del pueblo mexicano) sean usados para algo distinto de lo que fueron programados. Y el programa que comprende a la Universidad es el de la educación, no la lucha política. Cada universitario es libre de tener la postura que más le acomode, incluso de difundirla o expresarla dentro del ámbito universitario; esto no está en contra de la ley. Lo que no es admisible es que alguien use para otros fines los recursos que la nación piensa se están utilizando para la educación. Eso es fraude.

¿Que en el auditorio sí se llevan actividades culturales? Si es así ¿por qué no hacerlo dentro del marco de la legislación universitaria? La Universidad tiene suficiente apertura para aceptar propuestas serias de trabajo. No es necesario, para llevar a cabo loables actividades culturales y libertarias arrebatar nada a la Universidad. Si yo quiero promover un taller de lectura, digamos que de Aristóteles, no necesito privatizar un salón, vivir en y lucrar con él.

Y a todo esto, ¿por qué leer el blog no es pérdida de tiempo? Porque nos hemos esforzado en continuar un debate que lleva años vigente; porque adherirse a una causa reponsablemente requiere tener buenas razones. No afirmo que ya las tengamos. Eso es lo que intentamos construir. Sabemos que hay gente a favor de la liberación del auditorio y en contra. Pensamos que más que un debate, los dimes y diretes pueden seguir años más; y la facultad continuar sin auditorio. Creemos que es importante el diálogo entre la comunidad. No pretendemos ser ningún árbitro. Sólo somos una más de las voces que se han levantado, con la intención de clarificar lo que ahora sólo son rumores o gritos espontáneos. Esperamos con ello que se levanten más voces, que en el futuro las discusiones no tengan que hacerse desde una trinchera. Si el lector encuentra algo rescatable en éstas mis intenciones no perderá el tiempo en leer lo que nos esforzamos en escribir. Y nosotros estaremos más tranquilos que al comienzo, y para ello será de gran ayuda escuchar sus voces.


Nota: El blog no se agota en la refutación de la ocupación. Pensamos que sería muy aburrido eso, tanto para nosotros como para los que se aventuren a leerlo; se volvería repetitivo. Por ello hemos estado incluyendo cosas que tienen que ver con ciertas etapas de la historia de la universidad y de sus problemas. También, ¿por qué no? de las glorias que la rodearon y las lecciones valiosas de los grandes maestros. Podrá leer usted más Grillas Ilustradas próximamente. Un tema importante es la persona de Justo Sierra. El motivo de que se escriba sobre él es solamente conocer algo más de aquel al que se hizo alguna vez homenaje en esta Facultad de Filosofía y Letras y en la UNAM al nombrar así a cierto gran auditorio. No se trata de hacer proselitismo web para adoptar cierta denominación. Solamente me di cuenta de cuán poco sabía de este personaje ilustrísimo. También podrá usted asistir al sub-blog "el Coliseo", que como su nombre lo indica puede llegar a ser más violento, pasional y potencialmente ofensivo para las inteligencias más agudas. Por ello separamos los contenidos fúricos, para tampoco aguantárnoslos y no irnos a enfermar de eso que uno se enferma cuando se aguanta los corajes. No es menos serio, pero sí menos adecuado como recurso argumentativo. Queda usted advertido de lo que se trata esto. Gracias... ¡Ah! creo que sobra decirlo, pero éste su blog ¿Auditorio Che Guevara o Justo Sierra? (en constante actualización) no es patrocinado por las autoridades ni pretende invitar a la comunidad a ningún tipo de acción respecto a los ocupantes, es decir, no los estamos arengando, no estamos buscando kamikazes que ayuden al desalojo. Eso no le corresponde a la comunidad, eso le compete o a los mismos ocupantes o a la autoridad.

Gracias nuevamente.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

El Che es de todos y para todos, así como la Universidad no sólo es de los universitarios, sino del pueblo mexicano que paga nuestra educación o, ¿cómo es que sólo tenemos que pagar 20 centavos por semestre o por año?
El Che no se le regalará a una autoridad que copta los espacios de organización y discusión dentro de la Facultad (como el ágora, el aeropuerto y ahora los pasillos externos y los patios de la B. Central); el Che es de los estudiantes y para cualquier persona y eso nadie lo podrá cambiar.

Yuma Yeibichai dijo...

Soy una persona con discapacidad visual y me gustaría comentar que resultaba muy dificil para nosotros circular por el corredor externo de la facultad debido a los numerosos obstáculos que presentaban los puestos. Los macetones no mejoran la situación (yo salgo de la escuela por la noche y es duro), no se piensa en nosotros pero , en fin, reconozco que hay males asociados a la ocupación del "Che" aún más graves como el consumo y venta de enervantes o alcohol así como la destrucción sistemática del inmueble .
Estoy de acuerdo con su idea de que en una situación ideal no se tendría que haber llegado a esto.
Pagamos justos por pecadores.
La preocupación de esas personas por nuestra seguridad es como se dice sólo palabrería huera. Tener que andar en las puntas de los pies cuidando de no pisar su mercancía , el congestionamiento del pasillo dónde chocamos unos con otros.
Sólo una excepción hago a la regla y esas son las vendedoras índígenas de artesanía , mujeres pobres que ahora sólo Dios sabe a dónde hayan tenido que marcharse para poder subsistir como si no tuvieran sufuciente con las penurias de haber tenido que dejar su tierra en las condiciones más duras...
Su blog llega muy a tiempo, es necesario debatir , muy necesario.
Seguiré su espacio de cerca

Anónimo dijo...

Me gustaría saber si "el pueblo de México" comprende a quienes tienen una ideología diferente u opuesta a la que exhibe el comentador anónimo #1; si es así, que nos responda si, por ejemplo, un grupo de panistas, en tanto parte del "pueblo de México", tendría acceso al auditorio "che guevara" para realizar las actividades que crean convenientes.
También que nos diga si su intención al afirmar que la ocupación del "che guevara" es algo que nadie podrá cambiar, es continuar con un discurso en el que cada vez menos creen.
Alto a la ocupación y a la amenaza como modus vivendi, venga de donde venga.

Ivo Basay dijo...

Como bien dice anóninmo #1 el auditorio y toda la unam es de todo el pueblo (incluso de panistas). Por ello debe utilizarse para lo que es: una parte del patrimonio de la universidad; consagrado a la actividad académica y cultural que es para el bien de la nación. Para eso se constituyó la Universidad Nacional hace 99 años. No para un grupo político particular.

Ivo Basay dijo...

Yuma Yeibichai: Gracias por seguir este espacio, si puedes comunicar su existencia entre las personas que conozcas te lo agradeceré mucho...

Anónimo #2: fíjate en el enlace "comunicado del 8 de agosto" que pusimos en la sección "La otra versión y algo más"... no sólo dicen que es algo que nadie podrá cambiar, también anuncian que no hay diálogo posible. Eso sí: parece que nos darán permiso de hacer cosas en "su" auditorio. No tienen vergüenza.

Yuma Yeibichai dijo...

Si quienes han secuestrado el "Che Guevara" no creen que es la comunidad universitaria quien demanda su salida entonces se debería proceder de manera pacífica a la recolección de firmas de quienes así piensan. Luego las pegamos a la vista de todo el público en los pasillos exteriores de la facultad.
Ese comunicado del 8 de agosto es verdaderamente el colmo de ñla manipulación.
Ahora resulta que así, automáticamente, oponerse a la ocupación del "Che" equivale a aplaudir la matanza de Sucumbíos, La militarización de Chiapas y no se que horrores más.
Por supuesto que hablaré de este blog a todo mundo porque ya es hora de que la gente se entere , por sus propios escritos, quiénes son y cómo piensan esas personas.
LAmento enormemente que esas personas hayan logrado involucrar a gente de buenas intenciones que ha sido engañada con su discurso dizque de izquierda.
El colmo de la incongruencia es decir que se han cerrado espacios en la UNAM y que ellos sigan lucrando con un sitio dónde había cine. teatro, presentaciones de libros.
Ayudaré, como no, promoviendo el debate entre mis conocidos.

Ivo Basay dijo...

Gracias por tu apoyo. Como bien dices, entre ellos hay algunas personas de buena voluntad. Aunque demasiado ingenuas.

Conforme avancen las cosas y haya más participación de la comunidad pensaremos en la conveniencia de lo que propones. Para que en todo caso las firmas o cualquiera que sea el mecanismo refleje la opinión de una comunidad informada.
Tampoco pretendemos ser los moderadores del asunto, ni que nos crean todo lo que decimos; éste busca ser sólo un espacio más de discusión. Ojalá que surjan más.

Miriposa! dijo...

Me parece buena idea que se someta a discusi ... Leer másón el futuro destino del auditorio "Che Guevara/Justo Sierra". La Universidad es pública, y un espacio tan importante dentro de la FFyL no parece estar dentro de ese marco que llamamos público. No tiene que ver con la autoridad, no tiene que ver con un grupo de personas que están en contra de la movilización social, tampoco tiene que ver con un grupo de personas que sí lo están y sienten que quienes no están de acuerdo con ellos los atacan. Tiene que ver con los espacios que tenemos derecho a utilizar en beneficio de toda la comunidad y no de un sólo sector.

El Enfermo dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo que escribes, Ivo. Yo soy academico aqui en la UNAM, en la Biblioteca, y se me hace increible los argumentos que estan dando los 'compañeros' al oponerse a los cambios que ha hecho la Rectoría. Si bien es cierto, las piedras no son la solución más estética (y de hecho al día de hoy, ya las cubrieron con tierra y sembraran algo), la verdad es que por todos es conocido que usaban esos jardines para fumar mota todo el día. Yo tenía mi oficina en la planta Alta (que es el segundo piso), y hasta ahi me llegaba el olor de la mariguana.

No podemos dejar que la Universidad sea rehen de los chantajes de la 'okupación'. Coincido con los que comentan que hay ahi universitarios de buena voluntad; pero la verdad es que sus líderes dejan en claro su autoritarismo y su nula disposición a que las cosas sean parejas. Dicen que el auditorio es 'libre', pero quien les otorga el derecho a disponer de él? La Universidad es pública, claro, pero eso no significa que pueda venirme a vivir a algún salón. Alguien tiene que administrarla, por eso hay autoridades (me supongo que ellos propondrán que en lugar de Consejo Universitario sean los mismos alumnos los que asignen el presupuesto, realicen toda la administración central de la UNAM, etc, ¿no?).

Es absurdo querer dialogar con ellos, por desgracia, porque son claras sus posturas. Lo triste es que solamente con la fuerza se les podría sacar de ahí, y utilizan cualquier pretexto para argumentar represión. No podemos, como dices, quedarnos cruzados de brazos. Pero tampoco podemos prestarnos a sus juegos de provocación.

Mientras algo ocurre, yo también difundiré este blog.

vladimirvl dijo...

el auditorio es un triunfo de los estudiantes lobre la cerrada politica de las autoridades. Devolverselos no arreglarpia en nada la situación, debe ser recuperado por y para los estudiantes. y respecto al comentario anterior del ACADEMICO "hasta ahi me llegaba el olor de la mariguana."...deberia cuidar la ortografía. Saludos

Ivo Basay dijo...

Pero si tú no cantas mal las rancheras Vladimir. De cualquier modo gracias por leer.

Sería útil, para sustentar tu opinión, que dijeras en qué consiste la "cerrada política de las autoridades".

Pues de otro modo parece que sólo recurres a formularios de sobra conocidos por el discurso contestatario. Si no dices en qué consiste esa política y en qué sentido y cómo es que la ocupación del auditorio es un "triunfo" de los estudiantes es difícil, si no imposible, compartir ese triunfalismo.

Yo soy estudiante y ni me cuelgo del supuesto "triunfo" que constituye la ocupación, pues yo no participé en ella; ni me siento beneficiado por su administración actual.

¿Tú sí? ¿Por qué? ¿Alguna autoridad te ha impedido disfrutar de los recursos de la Universidad (bibliotecas, salas de cómputo, cursos, seguro facultativo, etcétera)?

Yuma Yeibichai dijo...

Sr Basay y demás lectores: Como bien lo saben los que han leído este blog de un tiempo acá me retiré del mismo por haber recibido insultos de cierta persona que al parecer ya no figura entre los comentaristas. Me alegro y felicito al moderador si es que la decisión de terminar con esos abusos provino de él
Quiero expresar mi apoyo a las opiniones de Académico: no sólo él sino muchas de las personas que circulamos por el Ché y áeras aledañas podemos percibir el olor de la mariguana.
LO que cada quien haga con su vida es asunto estrictamente personal, pero es de todos sabido que cuando una persona está bajo el efecto de enervantes no tiene control de sus acciones.
Una persona bajo los efectos de la mariguana puede tornarse violenta (es algo altamente probable) por lo que el consumo de dicha droga supone un riesgo para la seguridad e integridad física de todos los compañeros.
El asunto aquí es que un día una de esas personas o varias pueden ocasionar una desgracia. ¿Qué pasaría si golpearan a alguien? ¿Si agredieran sexualmente a alguien?
No voy a discutir si es ético o no fumar mariguana, si se debe legalizar porque sería una conquista social etcétera. Esa gente del Che se droga y la gente drogada es un riesgo potencial para ellos mismos y para los demás.
Tal vez las autoridades están esperando que alguien se muera ahí adentro o que maten a alguien para hacer algo. Ya no se sabe ni que pensar.
P.D Me excuso de cualquier falta ortográfica por adelantado ya que mi vista es pobre y me es muy dificil escribir en un espacio tan pequeño.

vladimirvl dijo...

jaja si, tienes razón, no habia leido lo que escribí y si da pena pero ni modo, a estas horas ya estoy mas dormido que otra cosa. En fin.

Estoy de acuerdo, también soy estudiante de la FFyL y yo tampoco me siento parte de ningún triunfo ni mucho menos, pero en gran medida parte de los colectivos que ahora laboran en el auditorio "Che Guevara" o como le quieran decir, fueron estudiantes de la FFyL. Olvide mencionar que en buena medida, los destrozos del auditorio ocurrieron cuando la PFP entro en Ciudad universitaria en 1999, los colectivos que ahí se dan cita no lo destruyeron.

No se si el termino que use sea el mas correcto, supongo que no, lo que si es un hecho es que si, efectivamente en la FFyL acudir a las aulas de educación continua resulta una verdadera hazaña, incluso me han hecho sentir que esa parte de la facultad no es propia de la facultad. No se de quién sera entonces.

Y mejor ni hablar de la situación en que se encuentran los sanitarios, no alcanzas las bancas en los salones, la librería esta en pesimo estado (te reto a que me enseñes un libro de geografía decente).

Ojo, con esto no quiero decir que los que actualmente se sienten dueños del auditorio deban conservarlo para que lo sigan usando de hogar. Ciertamente si, en gran medida ellos han contribuido al deterioro del "Che Guevara" pero tampoco me parece pertinente que se pase por alto toda la labor artistica, cultural y social que llevan a cabo. Hace un par de semanas estuve en una asamblea que se realizo en el auditorio a donde acudieron miembros de los distintos colegios de la facultad, si bien no llegaron a grandes acuerdos si se esta realizando un dialogo y una negociación. Recuperar las instalaciones por la fuerza creo que ya no es opción para nadie y lo celebro.

Ya para concluir no es que este de acuerdo en que los que ocupan actualmente el auditorio permanezcan ahí pero también es de pensarse que se les entregue asi como así a las autoridades. Ah y ¿cuál es la politica de las autoridades?, golpear, robar, me atreveria a decir que incluso torturar a un amigo que anteriormente ya habia sido golpeado...todo por que lo acusaron de agreder (el solo) a un grupo de aproximadamente 15-20. Así de facil y contundente, ¿cuál respeto, cual tolerancia?

Buenas noches

Tzicvil Balam dijo...

Tengo algunas aclaraciones:

1- "Lo que no es admisible es que alguien use para otros fines los recursos que la nación piensa se están utilizando para la educación. Eso es fraude."

Una cosa es lo admisible / no admisible (que parece juicio moral) y otra cosa es un fraude (pequeño error categorial entre legal / moral).

2.-"Si yo quiero promover un taller de lectura, digamos que de Aristóteles, no necesito privatizar un salón, vivir en y lucrar con él."

Ok, pero es dificil establecerlo dentro del marco de la academia. Una de las salidas es gestionar espacios, y -es bien sabido- que la academia no tiene mucha apertura para la gestión de esos espacios.

3.-"No pretendemos ser ningún árbitro" ¿no? entonces por qué decir cosas como: "Pero no de la manera más simple y más fácil (y más cobarde también)[...]".

¿Cobarde? ¿eso no es jugar a ser el que pone el balón sobre la cancha? Una cosa es lo que sentimos en nuestras tripitas, y otra lo que deseamos expresar y transmitirle a una comunidad.

Su inconformidad es legítima, ¡claro! pero lo que no es legitimo es la descalificación. Eso sólo demuestra que las estructuras que critican son reproducidas por ustedes.

Un saludo.

Ivo Basay dijo...

1. Sé que cierto grupo de estudiantes de filosofía disfrutan haciendo exhaustivos análisis conceptuales; pero si mezclo lo fraudulento con lo inadmisible es porque el sentido común dicta que, en general, los fraudes son reprobables moralmente.

2. "Es sabido que la academia"... una afirmación que es un lugar común y que es totalmente falso. Por lo general esta generalización se basa en alguna mala experiencia de quien lo dice. La Universidad subsiste de los proyectos académicos y cuturales de su comunidad. No lo digo yo, sólo hay que darse una vuelta por otras escuelas y facultades para ver que el complejo "la autoridad no me deja" es más acentuado en ciertas comunidades que en otras. Lo que hay que hacer es gestionar grupos de estudio y de actividades culturales sin privatizar espacios como ciertas personas de cierto auditorio. Además, es argumento velado parece decir lo siguiente "si no es por las buenas entonces por las malas"... ¿en esas estamos?

3. La gran diferencia es que nosotros no administramos ningún inmueble público, sino sólo el espacio donde publicamos nuestras opiniones. No somos árbitro, no vamos a decirle a la gente si es legítimo o no expresar sus sentimientos u opiniones o lanzar adjetivos calificativos. Tampoco vamos a temer llamar a las cosas por su nombre. Nuevamente, expliqué porque usé la palabra y no la estoy tratando de imponer, si mis razones no son concluyentes que se diga. Si uno quiere ver muchos ejemplos de "descalificaciones" lanzadas sin fundamento alguno sólo visite la sección de comunicados de la página oficial del auditorio Che.