lunes, 5 de abril de 2010

Todavía olía a nuevo

A mucha gente le ha pasado que apenas acaba de adquirir algún bien o artículo y, no transcurrido mucho tiempo, le es sustraído, se extravía o por alguna u otra causa se le echa a perder. Puede haber, al menos, dos tipos de reacciones cuando a uno le pasa eso. Un caso puede ser la resignación, pues uno “todavía no se encariñaba” con el objeto perdido. El otro caso es el coraje: “¡pero si estaba nuevo!”. No sé cuál de ambos haya predominado entre los que conformaban la comunidad de la facultad de filosofía y letras entre 1998 y 2000 cuando perdieron el auditorio Justo Sierra.

Ciudad Universitaria fue oficialmente inaugurada el 20 de noviembre de 1952. Aunque la actividad en sus escuelas debió esperar hasta 1954. Cuando todo estaba nuevo, el auditorio Justo Sierra, tenía la denominación de “Auditorio General”. En la revista Arquitectura, en su número 39 de septiembre de 1952, dedicado a Ciudad Universitaria, se describe en breve al Auditorio General: “con capacidad para 630 espectadores, acondicionado para teatro experimental, proyecciones cinematográficas y actos de carácter académico, dará servicio no sólo a la Facultad de Filosofía y Letras, sino también a las Escuelas de Jurisprudencia, Economía y Ciencias Políticas y Sociales” (p. 246).

Por ello fue conocido en los siguientes años como el “Auditorio de Humanidades”, aunque no ofrecía servicios sólo para el conjunto de humanidades, pues era sede de actividades destinadas a toda la comunidad universitaria; por ejemplo, sabemos que fue la casa de la Orquesta Filarmónica de la UNAM, hasta que se construyó la Sala Nezahualcóyotl.

Es en 1962, en el quincuagésimo aniversario luctuoso de Justo Sierra, cuando adquiere oficialmente el nombre del Maestro. Saltemos pues hasta 1998. Para entonces ya contaba el inmueble con mucha historia. Habían transcurrido 30 años de aquel movimiento estudiantil, cuando se le comenzó a dar el nombre del Comandante cubano-argentino caído en 1967.

Como testimonia el Prontuario 1998 de la UNAM, el inmueble fue sometido entonces a un proceso de remodelación tras casi 50 años de servicio:

El auditorio Justo Sierra, uno de los más concurridos de la Universidad, que está ubicado a un costado de la Facultad de Filosofía y Letras, fue remozado y reinaugurado con ventajas evidentes. Una megapantalla y un muro acústico le permitirán cumplir mejor su doble función: la de teatro-escuela para el Colegio de Literatura Dramática y Teatro de la mencionada Facultad y la de foro para actividades de extensión académica y difusión cultural. (p. 86)

En el libro Testimonios de arquitectura y diseño. Conservación y servicios. 1997-1998 (p. 90) se describe el proceso (de click en la imagen para agrandarla):


Como puede usted ver, el auditorio, ya con sus añitos encima, todavía olía a nuevo cuando en 1999 fue cerrado a la comunidad, junto con el resto de las instalaciones universitarias. Ya no volvió a abrir sus puertas desde entonces. Al menos no en calidad de auditorio universitario. Pues como decían sus entonces posesionarios y los actuales ocupantes: “desconocemos a la institución universitaria”. No sé si la comunidad de la facultad no se había encariñado lo suficiente con su recinto para no intentar recuperarlo enseguida, no sé, quizás lo intentaron pero los ocupantes eran demasiado fuertes, quizás quisieron evitar un conflicto como el que recién había padecido la Universidad, quizás se resignaron. Quizás no.

19 comentarios:

Alfredo R. I. dijo...

Creo recordar que el auditorio estaba destinado a abrir nuevamente en septiembre de 2000; también me parece recordar que los trabajos de rehabilitación del inmueble marchaban por buen camino e, incluso, me atrevería a decir que sí reabrió sus puertas... para ser cerrado nuevamente.

No lo sé, no puedo afirmar nada con claridad. Lo cierto es que diez años son muchos años, y que el despojo no debía haber durado ni diez días... ni diez horas... vaya, ni diez minutos.

Chalo dijo...

Chale Ivo, ahora que no tengo nada que hacer y tú no escribes nada medio relevante.
Sigan haciendo berrinches, a ver cuando los pela su sacrosanta institución, tal vez cuando puedan ofrecerle a Narro más dinero que el le deja el presupuesto del Auditorio, o cuando le garanticen a la Villegas el capital político suficiente para que pueda hacer lo que por incompetencia y por absoluta falta de legitimidad no ha podido.
Una cosa más. Insto a los lectores a fijarse en cómo los administradores hacen bárbara abstracción de la realidad y hablan de una "comunidad universitaria" que casi por definición, se opone a los ocupantes. Casi siempre se recurre a argucias tipo Adela Micha, y se dice que estos últimos son "secuestradores". Ya lo he dicho pero lo repito, ese maniqueísmo que busca generar un consenso que no puede ser sino discursivo es vulgar y tramposo, porque hace como que en la UNAM no hay ni ricos ni pobres, ni hay intereses de ningún tipo, ni hay quienes tienen el poder y quienes son sometidos. Sólo hay los buenos, "la comunidad", y los malos "los ocupas", que porque están fuera de la ley (ya que ante todo son "secuestradores")están en contra de todos los demás. Artilugio viejo como el jusnaturalismo, basado en la falacia de que la ley es un pacto social originado en la voluntad colectiva. Ni el Auditorio está secuestrado (porque que yo sepa nunca fue libre, porque no es una persona), ni las leyes que en todo caso definirían el asunto como "robo" (delito que no está de moda en la jerga televisiva, probablemente porque muchas veces tiene connotaciones de clase) de la propiedad del estado fueron pactadas por ninguna colectividad, ni mucho menos por ninguna "comunidad universitaria" cuya existencia habría que cuestionar.
Así que no se dejen de engañar por estos que no son sino los propagandistas de un sector medio fanático de la Facultad, de esos que creen en el fin de la historia, que no soportan ver a los anarquistas vivos dentro de su burbuja de intelectualismo de élite. Salud por el congreso de hace 15 días.

Ivo Basay dijo...

Chalo tu posición se llama solipsismo. Según tú sólo existe realmente lo que tú dices que existe.

Y el maniqueo eres tú. Nunca hemos dicho que la comunidad sea buena buena y que como la okupa se le opone entonces es mala mala. Lo que hemos dicho y es evidente para cualquiera que habra los ojos es que la ocupación entorpece las actividades de la comunidad de la facultad. ¡Ah! Se me olvidaba tu solipsismo y el de tus kuates, basta con dejar de percibirnos para que dejemos de existir.

Ivo Basay dijo...

Chalo tu posición se llama solipsismo. Según tú sólo existe realmente lo que tú dices que existe.

Y el maniqueo eres tú. Nunca hemos dicho que la comunidad sea buena buena y que como la okupa se le opone entonces es mala mala, eso lo has supuesto tú solito. Lo que hemos dicho y es evidente para cualquiera que abra los ojos es que la ocupación entorpece las actividades de la comunidad de la facultad. ¡Ah! Se me olvidaba tu solipsismo y el de tus kuates, basta con dejar de percibirnos para que dejemos de existir.

Chalo dijo...

Uno no tiene que "decir" algo para insinuarlo, si estás en humanidades deberías de tener eso suficientemente claro.
Tú maniqueísmo radica en ni siquiera pensar en la posibilidad de que es la "comunidad" la que se entorpece a sí misma, de que el problema del fondo es otro y que no se soluciona metiendo a la policía.
Salud.

Citadino_G dijo...

¿Y cuál es el problema de fondo, Chalo?, ¿hay solución?

Chalo dijo...

Hace poco Basay publicó e hizo suya, en labios de Justo Sierra, la versión más estúpida de la riqueza social que el ser humano haya concebido nunca. Aquella que reza algo así como "te engañan los que te dicen que puedes hacerte rico sin trabajar", o lo que es lo mismo "los pobres son pobres por huevones". Bueno, hay aquí un manifiesto, una crítica a esa postura tan infame, que quisiera compartir con los demás lectores:

http://www.lahaine.org/index.php?p=44518

Salud.

Ivo Basay dijo...

Clásica falacia Chalo: Solo trabajando puedes hacerte rico equivale a "si trabajas entonces te haces rico". De allí no se deriva que "si eres pobre entonces no trabajas". Porque ser no-rico no es lo mismo que ser pobre.

Me acusarás diciendo que la lógica no se aplica a las cuestiones de hecho. Pero fuiste tú el que la usaste (mal, por cierto) para abstraer la posición que hace un par de semanas presenté en el blog.

Obviamente Sierra no quizo decir que trabajar fuera condición necesaria para ser rico individualmente (pues alguien pude heredar una fortuna o conseguirla por medios ilícitos). Tampoco es suficiente (para un individuo) pues múltiples factores intervienen para que las personas trabajadoras no tengan la fortuna que merecen. Sierra habla de las condiciones que son necesarias para el progreso material de un pueblo: una de ellas es el trabajo. Otra es la educación.

Catrina dijo...

Naturalmente el problema del auditorio no se resuelve metiendo a la policía, pero pues los okupas (sic.) no dejan otra opción, y para no armar tanto desmadre creo que la policía debería entrar en periodo de vacaciones para que no haya estudiantes, sólo okupas y que se los madren a ellos.

Chalo dijo...

Ivo. Pues deberías de poner una cita en la que refiriera todo eso, porque parece más de tu cosecha.
De cualquier manera la solución no deja de ser suamente idealista: trabajo más eduación igual a progreso. En lo que pone énfasis el artículo al que remití es en que el trabajo no es un elemento políticamente neutro (ver también, de Marx, "la tecnología del capital" compilado por Bolívar Echeverría en editorial Itaca); pero habría que agregar que la educación tampoco lo es. Tanto uno como la otra son campos de batalla en los que las clases sociales pelean por darles el sentido que les sea más benéfico.

Catrina: qué valiente eres, te encanta la violencia pero te asusta ver la sangre, "la voluntad de dios en las vacas de mi compadre", ¿qué fácil no?. Reconoces que eso no soluciona el problema, pero tu pereza mental y tu egoísmo hacen que lo prefieras a una solución verdadera. ¿O será que estás en las mismas que Ivo, y tengas miedo de criticar lo incriticable, o sea, la institución?

Citadino: Pienso que la solución pasa por la democratización total de la Universidad, democratización que permita el verdadero debate de ideas, que los bloggs no sean necesarios porque en la Universidad se pueda discutir sin miedo de represalias de ningún lado. Sólo así el problema será resuelto por algo parecido a una "comunidad". Esa solución no la aceptarán nunca Basay y compañía, ni Catrina por cierto, porque son fanáticos de la violencia que no ven, y quieren a la policía, pero sí, sin mancharse sus manitas, como Calderón.
Salud.

Catrina dijo...

Jaja, CHAle con estos muCHAchos, pero a la violencia sólo se le puede hablar en su idioma y al parecer es la única opción que deja la okupa (sic.)

Ivo Basay dijo...

Hay Chalo ya no te quemes...

Ya sé que eres de historia y para ustedes la lógica no es asignatura obligatoria. Pero ello no te exime de no faltar a la lógica elemental que, después de todo, debe estar detrás de la argumentación de cualquier humanista.
Dije: educación y trabajo son condiciones NECESARIAS, nunca dije que suficientes, me cuidé de hacerlo. Si hubiera dicho NECESARIAS y SUFICIENTES entonces sí, podrías achacarme la tesis de que "educación más trabajo es igual a progreso".

Pero todo ello, ¿qué tiene que ver con lo que dice la entrada? Eso se llama falacia de atingencia, y se enseña en prepa.

Chalo dijo...

Eso no importa, el punto es que no cualquier trabajo y no cualquier educación se requieren para culaquier progreso. Sigues rehuyendo del carácter político de los conceptos en nombre de tu lógica. Además eso no agota ni la mitad de los puntos a discutir. También me da igual si la discusión tiene o no que ver con la entrada (que es aburridísima), seguro eres de los profesores que prohiben todo diálogo que no tenga relación directa con lo que han pontificado.
Por cierto, es "ay", no "hay".
Salud.

Ivo Basay dijo...

Es que quise decir "existe Chalo":

Dices "no cualquier trabajo y no cualquier educación se requieren para cualquier progreso" que es como decir "existe algún trabajo y existe alguna educación y algun progreso tales, que ese trabajo y esa educación no sirvieron para producir ese progreso". Cierto, eso es compatible con lo que sostuve.

Námaste Heptákis dijo...

Quiero comentar dos cosas:

1. Ya que se habla de democratización total de la universidad y de hacer de ella un lugar donde se pueda discutir sin miedo a represalias, la única represalia que yo he recibido en la universidad ha sido en las inmediaciones del auditorio y por mediación de gente del mismo, quienes fueron hasta donde me senté a leer y me dijeron "aquí no se lee a...". En ningún otro lugar, ni de ciudad universitaria o algún otro campi he sido reprimido. Curioso, ¿no?

2. Y ya que se están poniendo tan correctos, les comento que el plural de blog es blogues, eso en español.

Chalo dijo...

Muero de curiosidad, ¿a quién no te dejaron leer?

Citadino_G dijo...

¿Y cómo se lograría la democratización total de la Universidad, Chalo?

Chalo dijo...

Eso está muy cabrón, sólo dos cosas el respecto. Primero, que no debe posponerse lo necesario en nombre de lo posible, y dos, que, evidentemente, la democratización no tiene nada que ver con las vías institucionales. Sólo la acción directa de la comunidad puede democratizar. La comunidad no existe, está atomizada, a propósito. Hay que forjar los canales necesarios para que los estudiantes entre nosotros, y con los académicos, y con los trabajadores, seamos una comunidad basada en lo que da sentido a nuestra existencia colectiva: la producción intelectual. Sólo entonces podremos comenzar la acción directa y la democratización.
Salud.

Judas Iscariote dijo...

Jajajaja, ya tenía mucho tiempo sin pasar por aquí, entro a leer un poco de buenos argumentos, y me encuentro en los comentarios, con el fantasma innombrable de la necedad (sin olvidar ridículo), CHale con "la banda".
Coincido con la postura de la fuerza pública en vacaciones, pero que les avisen que entrara la tira, para que tengan oportunidad de huir.