miércoles, 7 de abril de 2010

Debut y despedida

El viernes 19 de marzo, nuestro camarada Daniel Leyva, nos envió este ilustrativo testimonio. Agradecemos su participación.

Debut y despedida

Paso a contar mi resobada anécdota: en el "gloriosos año" del '99, estuvo a punto de lograrse el estreno de una joya de la literatura dramática novo-hispana: "El Divino Narciso" (c. 1690), Auto Sacramental escrito por sor Juana Inés de la Cruz; bajo la dirección de José Luis Ibáñez, eximio "teatrero" de larga y distinguida carrera, y autoridad en el Siglo de Oro. Pero hubo un pequeño problema: el foro elegido para su representación era el Auditorio Justo Sierra. De hecho, el "estreno" sí tuvo lugar (según nos cuentan). Supongo que se trató de una suerte de "ensayo general", aunque sin vestuario ni iluminación. Pero eso fue todo; llegó la falange revolucionaria y, utilizando las palabras del son de Carlos Puebla, "mandó a callar". Así terminaron los días de labor académica del recinto -por cierto, recién remodelado y vuelto a equipar-. Ni modo; la obra que esperó 300 y pico de años para llegar a escena, tendrá que seguir soñando con las tablas desde las páginas impresas. Y todo, ¿por qué? Porque sí, porque así es la vida, y porque así lo decidieron, de común acuerdo, un grupo de oratunganes dizque "guevaristas", y las inanes "autoridades" universitarias.

-Daniel Leyva-

11 comentarios:

Chalo dijo...

Tendría que aclarar el originalísimo autor de este panfleto en qué medida la acción descrita es incongruente con el guevarismo. Si conociera un poquitito del pensamiento de Guevara sabría que no era precisamente el más tolerante de los revolucionarios. Es lo mismo que en otra entrada, la derecha que nunca acepta que es derecha quiere hacer ver (en nombre de esa negación de sí misma como ideología autoritaria) lo incongruente que es la izquierda por su autoritarismo. Lo malo es que no conocen las ideologías de la izquierda, ni tantito, jamás las han leído, así que no saben con qué es con lo que se supone que no somos congruentes.
Salud.

Anónimo dijo...

1. El Che tenía huevos y se entregaba en la lucha a lo largo y ancho de Sudamérica.

2. El Che no monopolizó ninunguna plaza en nombre del pueblo.

3. El Che se convirtió en un íconono porque sus causas eran transparentes.

¿Cuántas razones más?

Marranito, pelele de okupa, choreador popularmente llamado Chalo.

Anónimo dijo...

p.d. Al Che toda latinoamerica lo respetaba, quería y seguía.

A ti, pelele de okupa y a los secuestradores del auditorio, la mayor parte de la comunidad universitaria nos causan asco.

MARRANO

Chalo dijo...

Sigo convencido de que no tienes una puta idea del guevarismo, ¿eso lo leíste en wikipedia?
Salud.

Catrina dijo...

Maldita sea la ocupación!!!

Anónimo dijo...

Pues yo sigo convencido y he corroborado que CHALO es un pendejo.

Anónimo dijo...

p.d. y eso no lo leí en wikipedia, lo digo yo y muchos UNIVERSITARIOS.
¿Quién se apunta?

Mar dijo...

ahh, si tan pendejo que refuta o argumenta de manera correcta lo que ustedes dicen, la mayoria de las veces.
Que chido es nada mas decir lo maravilloso y perfecto que fue Justo Sierra y lo bueno que seria que se recuperara el auditorio, y no hacer nada; palabras mas ninguna acción, blog y pagina en face y luego ¿que?
No hacen nada; tal vez dejen callados a la okupa, algun día, cuando demuestren que son mas que eso.

Mar dijo...

ahhh, si tan pendejo que la mayoria de las veces los refuta o les argumenta de manera correcta.
Pero si nada mas se la pasan vanagloriando a "grandes figuras" de la universidad y lo perfecto que seria recuperar el auditorio, y luego ¿que?, son pura palabras y no acciones; blog y face y ¿despues?
Demuestren a los okupas que hacen algo a parte de paginitas en internet, que solo logra que tengan X numero de seguidores y nada mas. Se la pasan diciendo vamos hacer "esto", si hagamoslo, pero nadie es el valiente que toma acciones, pór eso la mayoria de la comunidad universitaria no los toma en cuenta.

Ivo Basay dijo...

Ándale niña, supon lo que quieras.

Chalo dijo...

A Ivo le dolió eso último, pero no tanto. Su trabajo es escribir panfletos, no organizar a nadie, ni mucho menos tomar alguna acción. Es curioso como no tuvo un sólo argumento.

No manches, anónimo, se apuntaron un chingo en tu visión preparatoriana del Che. Por lo demás, el creía en la instauración de una dictadura férrea del proletariado y el campesinado, en la que se prohibirían muchas cosas más de las que Héptakis dice que lee, y en la que tú y tus miles de seguidores sería pasados por las armas.
Salud.