martes, 16 de marzo de 2010

RE: Veamos qué tienes que decir

...disculpe, señor disidente y punketo-mal-pedo, ¿sería tan amable de devolvernos el espacio que por derecho le pertenece al estudiantado, no sin antes limpiarlo y dejarlo presentable y decente, como hace algunos años?...
-Amigo de Facebook-

La primera convocatoria para alzar la voz en contra de la okupación del auditorio Justo Sierra concluyó con cifras favorables. Realmente fue emocionante ver que respondieran nuestros contactos del blog y de facebook. Pues de hacer click en el botón de "cofirmar solicitud de amistad" y responder activamente a la convocatoria que lanzamos hay una gran diferencia.

Los detractores de este ejercicio intentarán minimizarlo comparando la cantidad de participantes con la asistencia que se vió hace meses en las asambleas "para decidir el futuro del Che". Sin embargo, como dijimos anteriormente, éste sólo es el primer paso. Todo se cocinó en unos cuantos días. Sólo hizo falta una computadora y un par de personas para que esto creciera como la espuma:

26 personas confirmaron su "asistencia" al evento virtual. De ellos cuando menos 16 decidieron escribir su punto de vista en nuestro "muro". Un número similar mostró su acuerdo con los que dijeron algo levantando simbólicamente el pulgar virtual. Además hubo voces de aprobación a este experimento por parte de algunos lectores del blog. De este modo logramos conectarnos por primera vez con personas que no conocemos en persona, contactamos también con estimados profesores que tenemos tiempo de no ver o que no tuvimos el gusto de conocer en las aulas.

Contra el modo asambleístico de pensar hemos de decir que no vamos a proclamar este ejercicio como la opinión de la mayor parte de la facultad. Contra su inmediatismo diremos que esto no va a parar en una carta mal redactada para la dirección. Lo que nos importa fue lo que se dijo y no cuántos lo dijeron, si bien, en el futuro ya habrá oportunidad para prestar atención a ello.

Los comentarios vertidos nos permitieron conocer más o menos las siguientes inquietudes respecto al problema del auditorio Justo Sierra:

a) Los okupantes no se saldrán porque se los pidamos, así seamos diez mil personas... ¿A quién dirigir la protesta entonces?

b) Hay una legislación universitaria que debe respetarse, sin excepciones. Los okupantes no tienen ni tendrán ninguna justificación que los exente de dicha legislación.

c) Quien debe hacer efectiva esa legislación son las autoridades universitarias.

d) No es posible dialogar ni negociar con un interlocutor que carece de legitimidad. ¿Cómo habría de tenerla el que llega y toma por la fuerza un espacio público?

e) Entonces ¿cómo es que se mantienen estos grupos asentados en el auditorio? ¿Alguien los mantiene económicamente?

f) No nos engañemos, durante 10 años el auditorio ha sido negocio para sus distintos ocupantes.

En esta y las próximas entradas podrán aparecer citadas al comienzo alguna de las participaciones de esta primera convocatoria. Estén atentos a lo que sigue. El que persevera alcanza.


Por supuesto que se siguen recibiendo sugerencias, no estamos arengando a la multitud, sólo estamos a la espectativa de quiénes están tan ansiosos como nosotros de tener al Justo Sierra y otros espacios de la Universidad de vuelta. Podemos esperar en silencio a que suceda algo, podemos imaginar que hacemos algo diciendo "autonomía", "autogestión" y "no-autoridades" en las asambleas. O podemos pensar en medidas creativas y efectivas para solucionar esto.

1 comentario:

Angelica Franco Cuervo dijo...

Hola:
Cuando yo estudiaba en FFyL el Auditorio proyectaba películas y a veces hasta estrenos de a pesito. Todas las generaciones que estábamos en ese momento estudiando la carrera nos organizamos y realizamos el movimiento "Al teatro por asalto". también participaron exalumnos... tomamos el teatro de arquitectura como una forma de llamar la atención para pedirle al Rector un teatro decente para los estudiantes de teatro que ¡no tenían teatro!. Salimos en la prensa y logramos la remodelación del Justo Sierra.
Después hubo vacaciones, la famosa Huelga, y muchos ya habíamos salido de la carrera y cuando regresamos ¡¡ya estaba tomado el Justo Sierra!! qué onda? Tanto esfuerzo para nada.
Han salido 10 generaciones de la carrera de teatro y no hemos podido dar ni una sola función en ese teatro que la UNAM nos dió. ES INJUSTO Y ESTÙPIDO. Ese auditorio era para el uso de los estudiantes de la carrera de Literatura Dramática y Teatro, y no se ha podido usar. Y nosotros propusimos que se usara también para proyectar películas para la comunidad de la UNAM y como salón de ensayos... Yo pensé que la UNAM iba a sacarlos a patadas, si hubiera querido ya lo hubiera podido hacer, hay bases legales para que pueda realizarlo, sorry, pero si no lo hace es porque no quiere... Es injusto que nos hayan quitado el auditorio. DEVUELVANLO POR LAS BUENAS.... ok.

PRIMERA LLAMADA, PRIMERA....