miércoles, 11 de noviembre de 2009

La tolerancia de la posmodernidad: que decida la minoría

Ahora que están de moda los sindicatos y que la UNAM entró en paro de un día gracias a que los conscientes miembros del STUNAM concluyeron que ése era el mejor modo de apoyar al SME (después de, estoy seguro, horas de intenso raciocinio), les presentamos hoy un artículo del filósofo Alejandro Rossi. El artículo es de hace muchos años. Más de uno se preguntará la relevancia de publicarlo en este espacio de crítica a la okupación del auditorio Justo Sierra. Pensamos que tener presentes los principios que sustentan la tarea de nuestra Universidad en la Nación tienen como consecuencia no sólo estar conscientes de lo inadmisible de la okupación sino estar conscientes de otros problemas... pero de eso hablaremos otro día.

Vea aquí el boletín de la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM.

La minoría prepotente


Junio es un mes cruel para la Universidad. Las primeras lluvias, la humedad creciente, el olor a tierra mojada tal vez desencadenen urgencias obscuras e incontrolables, delirios napoleónicos, fantasías leninistas, visiones heroicas aunque un poco estúpidas, fiebres martiriales y también deseos de sentarse en los corredores vacíos de las facultades y cantar juntos -durante las frígidas horas de la madrugada—alguna tristísima canción boliviana o una linda cueca chilena. Acepto la importancia de esas emociones nocturnas, pero reconozco que a veces conviven con las ideas más bobas. Guardemos las guitarras y olvidemos por un momento el brillo de los ojos. En el conflicto universitario hay algo más que cabelleras al viento. Hay –esto es lo esencial- una minoría que pretende imponer un proyecto académico y político. El Sindicato del Personal Académico de la UNAM (SPAUNAM) era una minoría en Junio de 1975 cuando exigió la firma y, claro está, la titularidad de un insensato contrato colectivo. En Junio de 1977 sigue siendo una agrupación minoritaria: sus afiliados no pasan de 3500. Y el personal académico de la Universidad de México llega casi a los 18,000. Durante parte de 1975 -lo admito- el SPAUNAM intentó, aunque desganadamente, ganar adeptos por medio del convencimiento y las explicaciones. Pero muy pronto abandonaron ese camino y eligieron -16 de Junio de 1975- la técnica de la fuerza, es decir, la huelga minoritaria, es decir, las barricadas, es decir, las consignas ampulosas y el desprecio por la opinión de las mayorías. Es muy fácil paralizar la Universidad: son suficientes unas cuantas piedras para que no transiten los automóviles y unas cuantas personas en las entradas de las escuelas y facultades. A eso se le llama -en la corrupta semántica del SPAUNAM- una huelga universitaria. El multado de aquel proceso fue la firma de las llamadas “Condiciones Gremiales del Personal Académico”: de un lado los representantes de la Universidad y del otro el SPAUNAM y un conjunto muy variado de Asociaciones. En esos acuerdos la Universidad logró -aunque hubo sin duda algunos deslices menores- deslindar los aspectos académicos de los específicamente laborales. Los primeros, para usar la terminología aceptada, no eran negociables; en cuanto a los segundos, se establecía un procedimiento de revisión. El SPAUNAM, con buen olfato publicitario, desenfundó las guitarras, llamó a sus oradores y les recomendó que convirtieran un triunfo parcial en una victoria aplastante. Y que, por favor, no dejaran de mencionar la inevitable “aurora roja” y la “gallarda juventud”.

A finales de Junio de 1975 todo indicaba que el SPAUNAM se transformaría con el tiempo en la agrupación académica más poderosa dentro de la Universidad. Le sobraban ventajas: franco apoyo gubernamental, ayuda decidida de la dirección del STEUNAM -el Sindicato de los Trabajadores y Empleados Administrativos- y, naturalmente, del Partido Comunista. Una curiosa combinación de pornografía política. Por otra parte los dirigentes del SPAUNAM dedicaban su tiempo completo al trabajo sindical, una vocación honorable, de acuerdo, pero diferente a la enseñanza y a la investigación. Parecía, pues, que las otras Asociaciones –surgirdas casi todas ellas como reacción al SPAUNAM e integradas por profesores más interesados en el trabajo académico que en el activismo político- no podrían competir frente a una organización profesional que contaba, además, con padrinos tan robustos. Parecía, digo, que el SPAUNAM, más allá de intenciones subjetivas, se encontraba en una posición privilegiada para alcanzar la hegemonía sin necesidad de otros actos de fuerza. Y, en efecto, al reunirse el SPAUNAM y las Asociaciones en enero de 1976 con el objeto de revisar los salarios, el Sindicato del Personal Académico presentó el mayor número de afiliados: 3263 contra 2965. Y por consiguiente, -así se había pactado en las “Condiciones Gremiales”- ejerció la representación del personal académico. Ni las autoridades universitarias ni las múltiples Asociaciones objetaron ese resultado. Fue, tal vez, el momento estelar del SPAUNAM. Una situación favorable que no supieron consolidar a lo largo de 1976. Es posible que les aburriera la lenta y cotidiana tarea de convencer a sus colegas universitarios; es posible que carecieran de buenos argumentos, pero también es posible que en el fondo despreciaran esos métodos y sólo creyeran en la técnica de la intimidación y en la política de las alianzas externas. En una palabra: no entendieron la lógica de la lucha sindical universitaria y actuaron como una vanguardia de partido. La clientela ultraizquierdista -incómoda incluso para el SPAUNAM- aceleró el proceso. Al confrontar nuevamente sus votos en enero de 1977, el SPAUNAM resultó minoritario: acreditó 3547 agremiados contra 5139 de la coalición de Asociaciones. No aceptó la derrota y entre aspavientos y amenazas desconoció los Acuerdos de 1975. Sin duda pensaron que la democracia es válida sólo cuando yo gano. Desde ese momento renunciaron definitivamente a la legitimidad mayoritaria y recurrieron por segunda vez a la prepotencia política. “¿Qué hacer?” se habrán preguntado imaginándose que también ellos viajaban hacia Finlandia en el famoso tren blindado. ¿Qué hacer, en efecto? Tácticos instantáneos -el pensamiento retrasa la acción- el primero de abril anunciaron la buena nueva: nos fusionamos con el STEUNAM para constituir un Sindicato único, el STUNAM, y reclamamos la firma de un contrato colectivo que incluye el del antiguo STEUNAM y aquel otro -adjetivo más, adjetivo menos- que no pudimos imponer ni en 1975 ni tampoco hace dos meses. ¿No quieren firmarlo? Está bien. El 20 de junio entramos en huelga.

Con esa decisión la directiva del STEUNAM se ha jugado cinco años de progresivas conquistas laborales. La explicación no debemos buscarla ni en la caridad sindical ni en la defensa de sus agremiados. Los trabajadores y empleados de la Universidad nada obtienen con la creación del nuevo sindicato. No creo exagerar si escribo que el noventa por ciento de ellos ignora las causas de la huelga. Los dirigentes del STEUNAM perpetúan así las prácticas autoritarias del sindicalismo oficial mexicano. La misma escuela, la misma letra, el mismo lema: yo pienso por ti. No hemos avanzado. En este caso lo importante es recalcar que la huelga estalló por una resolución de la dirección del Sindicato y del Partido Comunista. La “base” no intervino. No hay estrategia sindical, hay estrategia de partido. El SPAUNAM, sin embargo, no renuncia al lenguaje democrático. Según ellos, la fusión con el STEUNAM los ha convertido, automáticamente, en una mayoría. Soberbio ejemplo -imagino- de aquel inolvidable “salto cualitativo” que tanto impresionó a Cantinflas y a Beria. Esa broma sugiere que aún las más maliciosas almas liberales debieran inclinar la cabeza y aceptar, con mansedumbre electoral, la contratación colectiva del personal académico. Pero la realidad, para suerte o para desgracia nuestra, es menos mágica: si el SPAUNAM es minoritario respecto a los profesores e investigadores de la Universidad, no puede decidir quién será el representante legal de la totalidad del personal académico. Es terrible, lo sé, pero una minoría es una minoría. No puede decidir, por consiguiente, que un nuevo Sindicato, compuesto por el STEUNAM y por un grupo de profesores, sea el que ejerza la titularidad de un contrato colectivo que abarca -perdónenme la repetición-- al conjunto del personal académico. Ni el STEUNAM -porque no le compete-, ni el SPAUNAM -por ser tan pocos- pueden ordenar que se tomen en cuenta los votos de los trabajadores para resolver asuntos académicos. La conclusión, entonces, no es difícil: el SPAUNAM no busca la unión sindical para legalizar de alguna manera sus peticiones, sino para tener mayor fuerza. Para forzar la puerta que sus 3,500 votos le cerraron. Para poder entrar en huelga.

El anterior gobierno es en gran medida, el responsable del conflicto actual. Por un lado fomentó el sindicalismo universitario -quizá para llevar a cabo su eficacísima lucha contra la derecha- y, por otro, impidió que se legislara sobre las relaciones laborales. Durante más de cuatro años el rector Soberón ha padecido esa contradicción que sólo procrea aventurerismo político. Ignoro cual será la solución del problema universitario. Pero sí sé lo que quiero: que no se imponga la minoría prepotente. Espero, además, que el gobierno entienda que la Universidad no debe entrar en ninguna estrategia de reforma política y espero, sobre todas las cosas, que no haya violencia.

Alejandro Rossi

1 de julio,1977



Publicado en Vuelta, número 9, agosto de 1977.

46 comentarios:

Judas Iscariote dijo...

Es increíble la manera en que los hechos y los conflictos de antes, resultan actuales, aunque las demandas no sean idénticas, será cierto eso de que la Historia se repite? espero que no. Alguien sabe de los mecanismos que realizan para llegar a decisiones los del sindicato de trabajadores de la UNAM? sería interesante comparar mecanismos de "activistas" y de trabajadores. Comparto la opinión del autor respecto a la representatividad (y su legitimidad) de los grupos que se imponen: "Pero sí sé lo que quiero: que no se imponga la minoría prepotente." Entonces no hubo clases (como se esperaba) hoy 11 de noviembre en CU?

Judas Iscariote dijo...

Una cosa más, que bueno que se vaya a exponer la razón de Ser de la UNAM, por ahí hay un supuesto estudiante charlatán que no los conoce y anda diciendo otras cosas, sería bueno, si de verdad estudia en la UNAM, tenga claros los objetivos y principios de está gran institución

Chalo dijo...

Hasta que publicas algo interesante Ivo, estaba yo hasta la madre de las cagatinas de la monja Paz. Pronto pondré aquí mi opinión, HOY HAY PARO.
Por cierto, qué análisis tan billante el de Judas, qué profundidad y con qué pulcritud lo ha plasmado.
Salud.

UNAMOS ESFUERZOS dijo...

Chalo festeja: HOY HAY PARO

¿Mas evidencias?

El bato de medicina le dio al clavo. ¿cómo dialogar con un loco? ¿Cómo dialogar con alguien que celebra el caos y la ruina Universitaria? Quizá será mejor solo ignorar al Chundo Chalo ese, pues intentar entablar discurso con él es tanta pérdida de tiempo como el del paro de hoy.

Anónimo dijo...

Ahora resulta que Chalo quiere venir a decir que hay paro y a festejarlo como si eso fuera la máxima de la resolución de los problemas políticos y sociales, si tal fuera la salida, la historia estaría llena de paros y marchas al zocalo todos los días del año.

Claro que no niego el carácter de su constitución (el de una marcha), desde luego que tomando una visión critica del proceso; porque tanto existen demandas positivas y acciones, las cuales aplaudo y poyo, también existen sus sesgos negativos y contradictorios. En general, no se presenta como un baño de aguas de rosas perfumado.

No soy adivino precisamente, pero saben, me imagino que Chalo va a venir a hacer acto de su evangelización, va a venir a contarnos una historia con la pluma de Michelet, en donde el pueblo es el bueno, el trabajador, el sufrido, y se le olvida el mismo las formas contradictorias y negativas del mismo, en este caso el de los trabajadores.

Chalo tanto se queja de los análisis, que espero sólo una vez en la vida haga un análisis de los elementos en su conjunto de la marcha, que los muestre, que asuma la realidad como es: contradictoria. Llena colores y no sólo pintada de uno. Que se deje de sublimar a un grupo (como los del Che) y en realidad aborte el tema desde una perspectiva histórica y que otra vez su enemigo, la ideología, no le cierre los ojos como siempre pasa.

Anónimo dijo...

URGEN ANTIPSICÓTICOS PARA ESE TAL CHALO. ¿hacemos cooperacha? el xyprexa genérico cuesta como 120 varos. ¿quien le entra a la vaca?

Chale dijo...

¡Oh calamidad! Como hay paro el genial Chalo no publicó hoy su genial opinión. ¡Estamos perdidos! ¿Cómo vamos a orientarnos ahora? ¿Quién podrá defendernos? Vamos, háblanos Chalopín Colorado.

Anónimo dijo...

Corroborado:
Nuestro estimado y bien empoderado compañero Chalo es esquizofrénico paranoide. Hagamos una obra de caridad y llevemos a esta alma en pena al Instituto Nacional de Psiquiatría. Por ser estudiante UNAM le harán muy buen descuento.

Chalo dijo: "Ahora resulta que tengo visiones".

Y además tiene este rasgo paranoide: "Hay indicios que me dan la razón: su posición es ambigüa, defienden una solución unilateral que nunca definen".

Ayudemos a Chalo, hagamos una vaca para sus antipsicóticos

Anónimo dijo...

Jjajajajajajjajajajaja, acabo de leer la pendejada más grande del mundo: Chalo dice que el Ché tiene cientos de simpatizantes a lo largo y ancho de la universidad, es decir, en distintas facultades y en los cch’s, pues déjame decirte que no te creo una sola palabra, por los años que tengo en estudiando en la UNAM, la mayoría de los conocidos y que les he preguntado del asunto, ni siquiera saben con exactitud lo qué pasa en el espacio, simplemente piensan que son tianguistas, además de que les da asco entrar a comer al marranero vegetariano.

A ver Chalo, otra de tus mentiras, ¿Nos podrías mostrar con pruebas la cantidad de alumnos que los apoya? Por ejemplo, cuando cerraron el circuito univeristario la ocasión que les dictaron sentencia a los de Atenco, dime ¿en dónde estaban esos cientos de personas que jamás se hicieron ver? De hecho, yo acompañado de un tipo, le movimos una macetas y detectamos que en uno de sus carritos de la basura, había por lo menos unos treinta cascos de cerveza, mira ¡Qué cosa mas maravillosa! A lo largo de día que estuvimos discutiendo con ellos, eran cerca unas veinte personas a lo mucho, nunca, en todo en transcurso de sus pendejadas, llegaron sus supuestos seguidores. Chalo, una vez más, vele a contar tus cuentos a los niños del Kinder Almendrita

Ni siquiera cuando fue lo del 24 de Septiembre se les vio, y era un momento critico. No he tenido el gusto de conocerlos, ¿me los presentas? Sólo porque uno que otro idiota va a tragar su mierda y a pedir asilo porque o bien, lo corrieron de su casa o vende drogas, ya piensas que sus filas están bien gruesas jajajajajajajajjajajajaja

¿La otra campaña? ¿EZLN? Vaya, ese apoyo tiene un liguero problema: que se encuentra muy lejos, pero muy lejos, es decir, que aunque se escriban y se manden apapachos por Internet, no se han visto las manos de esas gentes cuando han tenido sus jaloncitos en el Ché o sus supuestos desmadres como cuando cerraron el circuito, por cierto, ¿no sabes cuando volverán a cerrarlo? No pues con esos apoyos más vale sólo que mal acompañado

¿De cuál te tomas? Salud mi estimado Chalo.

Anónimo dijo...

Por cierto, nunca he visto visto médicos con sus habituales uniformes o abogados con su ropa formal, nunca los he visto, jamás se le has visto rondar por la madriguera esa, eso no existe, ajajajjajajaja, bueno, la unica abogada que vi que apoya al Ché, fue la esa marrana que estaba en la mesa los días de las "discusiones".

Anónimo dijo...

Aquí les dejo un enlace para aquellos que aún creen en las cooperativas y en la auto gestión:

http://es.internationalism.org/Rm/87_autogestion.html

Chalo dijo...

De ese lado la calumnia, el insulto gratuito y la nula reflexión; de este lado la dingidad, la inteligencia y la rabia.

Diré otra vez algo que ya dije. No me interesa discutir con ninguno de ustedes, no creo que su objetivo sea el diálogo ni pienso que sea posible que ustedes pasen de ser meros propaganditas, su labor es la misma que la del niño subempleado que reparte volantes en el metro. Están absolutamente enajenados. Si escribo aquí es para persuadir a los estudiantes que entran al sitio para enterarse de una problemática que no conocen o que no comprenden, de que lo que ustedes ladran no puede ni debe ser la última palabra; de que habemos estudiantes "de a pie" que apoyamos la okupación con argumentos, razones y experiencias. Las clases dominantes pretenden siempre imponer un pensamiento único, lo que hacemos nosotros es ponerlo en evidencia, criticarlo.

1.- El primer párrafo de ese valientísimo anónimo no tiene ninguna relevancia, se anula por sí solo. Él dice que no cree en mi palabra, está en su derecho. Yo no creo en la suya. Claro que el resto de paleros le van a aplaudir, aunque él tampoco hay probado su dicho. Porque en este blog hay un consenso a priori que no es afectado por la discusión, y es el de la calumnia injustificada a la Okupación.

2.- Una cosa son los colectivos que trabajan en la Okupa y que forman parte de la Asamblea del auditorio, y otra somos los estudiantes que los apoyamos. Si ellos decidieron cerrar ese día el circuito fue una acción suya que el resto de los activistas podíamos o no podíamos apoyar sin que eso repercutiera en nuestro apoyo a la okupación en sí. Tampoco tengo por qué creer lo de las botellas.

3.-El 24 de septiembre habían unos 800 estudiantes al principio de la asamblea. Unos docientos éramos activistas simpatizantes de la okupación.

4.- Sólo los asiduos "lectores" del diario La Razón, fans de Sergio Sarmiento como tú, creen en serio que los zapatistas están lejos.

5.- Yo no tengo ningún problema en presentarme en este blog como me presento en las asambleas de la Facultad, saben bien quién soy. Eso me vuelve "vulnerable" a insultos de parte de los valientes anónimos que detrás de sus computadoras tienen muchos huevos. De este lado la dignidad; de ese, la cobardía. A todos ustedes, NOS VEMOS AL FINAL.
Salud.

Anónimo dijo...

¡¡¡ya entró en crisis!!!

Cuidado. Este paciente es peligroso. Compañeros de Medicina o Psicología, por piedad ¡ayuda!

Tengan cuidado si lo ven, puede lastimar a cualquiera. Chalo, en serio, no te odiamos.

Chale dijo...

Sí, Chalo, sólo somos nosotros los que hacemos propaganda, sólo nosotros los que somos dogmáticos, sólo nosotros quienes estamos equivocados. Eso ya lo sabemos, lo has venido diciendo, sin demostrarlo, una y otra vez.
Ahora te pido otra cosa: ¿puedes explicarme porque no es propagandística y dogmática tu diatriba contra La Razón y Sarmiento, o al menos contra sus lectores? Digo, para que termines de enseñarnos la diferencia entre tú, y toda tu digna rabia, y nosotros, y toda nuestra cobardía.

Chalo dijo...

¿Qué creedibilidad puede tener un periódico, cuyo dueño es un reconocido pinochetista, que se regala en los metros Universidad y Copilco, en la puerta de la Biblioteca Central, cada vez que pasa algo en la Facultad de Filosofía?, ¿quién es el altruísta que nos regala desintersadamente su objetiva información?, Un periódico que cuando fueron asesinados en Ecuador nuestros compañeros, acusó a la Universidad entera de no ser sino un nido de terroristas y guerrilleros, atacando evidentemente la educación pública. No se necesita ser muy radical para criticar ese periódico. En esa ocasión hasta Ambrosio y Narro subrayaron lo infundado de esas declaraciones.
Y Sarmiento pues qué decir. Comentarista de la televisora más derechista, que lanza sus acusaciones gratuitas contra la Universidad cada vez que puede. Fabricador de consensos en torno a imágenes televisadas sin ningún contexto. Seudo intelectual de lo más mediocre que en su puta vida ha leído un libro.
Otra cosa es la diatriba contra los lectores. Es realmente lamentable que universitarios así autodeclarados sean incapaces de criticar sus fuentes, pero aún más, sean incapaces de documentarse más allá de lo que los medios de masas les dan peladito y en la boca. ¿Qué nunca han leído nada sobre los medios masivos, sobre las teorías que se han hecho en torno a su función en la sociedad contemporánea?, ¿no se supone que es eso lo que nos distingue a los universitarios del resto de la población, el manejo de herramientas de crítica para la comprensión del mundo?, ¿para eso nuestro pueblo nos paga una Universidad, para que nosotros le creamos a La Razón y a la caja idiota? Es lamentable, por ejemplo, el uso del término "secuestro" para definir la situación del auditorio, y fue un término acuñado por esos mass media para referirse a la Huelga del 99: "el secuestro de la UNAM", pontificó Trejo Delabre, y toda la bola de cabecitas parlantes de la televisión, entre ellos Sarmiento, se dedicaron a repetir el axioma.
El secuestro es la privación de la libertad. ¿Desde cuándo, díganme ustedes, los edificios son libres? Es una aberración. Se entiende lo que quieren decir, pero la expresión correcta sería, que aunque no estoy de acuerdo, la "apropiación ilegítima". Lo malo es que esa exresión no criminaliza y tiene más dificultades para generar un consenso, porque la legitimidad es siempre subjetiva y se puede poner a discusión. Por eso, el término requerido por quien necesita a toda costa generar un consenso y señalar a un enemigo común, es el que criminaliza al acusado, en este caso, el secuestro. Y aquí en este blog están los universitarios, eso sí muy universitarios y muy críticos, repitiendo como idiotas lo que los medios les dijeron "el secuestro del Auditorio". Por eso acuso a este blog de propagandista, no es una acusación gratuita.
Salud.

Anónimo dijo...

Desde luego que Chalo siempre quiere jalar agua para su molino, llevar las discusiones a dónde a él más le conviene. No voy a inclinarme a seguir hablando sobre las monjas, la Ibero y los rezos, porque en concreto eso no tiene ninguna relación con los problemas reales del Auditorio, él lo dijo y si tiene problemas con esas personas, pues que vaya y que les dispare, así como dice, que vaya y que destruya la Ibero o mate al papa, trabajo muy sencillo, sea de paso dicho, es como quitarle un dulce al niño ja j aja, ojala y que pronto salga en los encabezados de los periódicos revolucionarios su nombre. Por mi parte, me voy a limitar a hablar de los temas concretos que nos ocupan y no pasar a hacerle el juego al compañerito este, simplemente haré ver cómo se sus argumentos en cuanto a los que nos dice son una charlatanería.

Chalo dice que su palabra es contra la mía sobre los malos usos del Auditorio, entonces, ¿por qué cuando se hicieron las asambleas, posteriores al 24 de septiembre, las demandas aplaudías fuertemente por todos, eran las de no consumir drogas, alcohol, ni usar el Auditorio como vivienda? Sí ya perdiste la memoria del hecho, revisa la página de los ocupas en donde están los audios, y a ver si recuerdas, porque entonces, en primer punto, no sólo es mi palabra, sino la de muchos. Luego dice Chalo: “yo digo que he visto a los compas del Che en las barricadas de la APPO” ¿y qué con eso, piensas que se les puede rezar, pues hazlo, préndeles su veladora, o preséntales a una hermana? En seguida menciona el compañero “Yo no creo que haya que ofrecer pruebas, por ejemplo, del consumo de drogas” Yo digo que sí, pues las pruebas están en la experiencia observada por muchos, casi todos los viernes se ponían hasta la madre, e incluso el día de la asamblea, había en la entrada dos sujetos drogados. Lo que pasa, es que sabes que ese es un punto que les duele y les desacretida ante los demás. No sé qué ganas con negarlo.

Posteriormente procede a decirnos: “Ahora, se consumían en los conciertos alcohol y drogas, ¡Santo dios!, llamen a un cura. No mames, pareces monja. Claro que es criticable que eso se haga dentro de la Universidad, pero precisamente porque se trata de una Universidad. No tiene nada que ver con la calidad de la oferta cultural en sí. No confundamos las problemáticas. El problema del consumo de alcohol y drogas es de seguridad, no de cultura. Y si asumimos que es de cultura, pues nos vamos a rezar a la Ibero” No es necesario llamar a un cura, lo que es necesario para sus intereses de drogadictos es llamar a un surtidor de drogas, por que sabes, en un lugar donde se consumen drogas, al mismo tiempo se venden, en un cantina en donde se toma alcohol, el alcohol se vende. No quieras tomarnos el pelo y llevar las cosas a tu molino. Fíjate bien lo que dices, no pareces muy listo.

Una vez más Chalo, ve y cuentales tus patoaventuras a los niños del Kinder Almendrita.

Anónimo dijo...

Desde luego que Chalo siempre quiere jalar agua para su molino, llevar las discusiones a dónde a él más le conviene. No voy a inclinarme a seguir hablando sobre las monjas, la Ibero y los rezos, porque en concreto eso no tiene ninguna relación con los problemas reales del Auditorio, él lo dijo y si tiene problemas con esas personas, pues que vaya y que les dispare, así como dice, que vaya y que destruya la Ibero o mate al papa, trabajo muy sencillo, sea de paso dicho, es como quitarle un dulce al niño ja j aja, ojala y que pronto salga en los encabezados de los periódicos revolucionarios su nombre. Por mi parte, me voy a limitar a hablar de los temas concretos que nos ocupan y no pasar a hacerle el juego al compañerito este, simplemente haré ver cómo se sus argumentos en cuanto a los que nos dice son una charlatanería.

Chalo dice que su palabra es contra la mía sobre los malos usos del Auditorio, entonces, ¿por qué cuando se hicieron las asambleas, posteriores al 24 de septiembre, las demandas aplaudías fuertemente por todos, eran las de no consumir drogas, alcohol, ni usar el Auditorio como vivienda? Sí ya perdiste la memoria del hecho, revisa la página de los ocupas en donde están los audios, y a ver si recuerdas, porque entonces, en primer punto, no sólo es mi palabra, sino la de muchos. Luego dice Chalo: “yo digo que he visto a los compas del Che en las barricadas de la APPO” ¿y qué con eso, piensas que se les puede rezar, pues hazlo, préndeles su veladora, o preséntales a una hermana? En seguida menciona el compañero “Yo no creo que haya que ofrecer pruebas, por ejemplo, del consumo de drogas” Yo digo que sí, pues las pruebas están en la experiencia observada por muchos, casi todos los viernes se ponían hasta la madre, e incluso el día de la asamblea, había en la entrada dos sujetos drogados. Lo que pasa, es que sabes que ese es un punto que les duele y les desacretida ante los demás. No sé qué ganas con negarlo.

Posteriormente procede a decirnos: “Ahora, se consumían en los conciertos alcohol y drogas, ¡Santo dios!, llamen a un cura. No mames, pareces monja. Claro que es criticable que eso se haga dentro de la Universidad, pero precisamente porque se trata de una Universidad. No tiene nada que ver con la calidad de la oferta cultural en sí. No confundamos las problemáticas. El problema del consumo de alcohol y drogas es de seguridad, no de cultura. Y si asumimos que es de cultura, pues nos vamos a rezar a la Ibero” No es necesario llamar a un cura, lo que es necesario para sus intereses de drogadictos es llamar a un surtidor de drogas, por que sabes, en un lugar donde se consumen drogas, al mismo tiempo se venden, en un cantina en donde se toma alcohol, el alcohol se vende. No quieras tomarnos el pelo y llevar las cosas a tu molino. Fíjate bien lo que dices, no pareces muy listo.

Chale dijo...

Una vez más Chalo está mintiendo. Ahora dice que el periódico La Razón "acusó a la Universidad de ser un nido de terroristas", pero en ese entonces todavía no existía el diario La Razón. ¿No lo recuerdas Chalo? ¿No será que la prisa por descalificar te está llevando a inventar más de lo acostumbrado?
Ahora, que Ambrosio Velasco y Narro señalaran lo infundado de la acusación no es de extrañar, sobre todo pensando en los medios en los que declararon. Ah, pero Chalo dirá que esos sí son progresistas, desinteresados y objetivos. Nada malo tendrá que un familiar directo del presidente de la organización que publica uno de esos medios sea adherente de cierta camarilla política y que la directora del otro sea comadre de cierto político. No, como esos medios dicen lo que Chalo quiere oír, esos medios son objetivos. ¿O qué no es Chalo el que descree de las pruebas contundentes?
Y luego faltaría que nos probara que el señor Hiriart es pinochetista o que el señor Sarmiento no se despega de los lineamientos de su televisora al ofrecer sus comentarios. Pruebas no hay, pues Chalo no cree en ellas. Sólo hay un petulante señalamiento: quien no piensa lo que yo, es acrítico e incapaz de documentarse más allá de los medios de masas.
Y por último la acusación, reiterada más de una vez, contra Raúl Trejo, acusación que no hace más que exhibir el modo en que lee Chalo, quien es incapaz para comprender las honduras del lenguaje, sólo lee planito, en línea, desde abajo y a la izquierda, pero sin entender algo distinto de lo que él ya sabe; algo así como pensaba uno de sus héroes intelectuales inconfesados: una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad.
Y ahora dirá que el nivel de discusión de este blog está decayendo y... lo de siempre.

Anónimo dijo...

Por lo que veo ese Chalo tiene muchos problemas. Y es verdad, es una persona que fuera de lo que el cree, todo está mal, siempre piensa que todo gira en torno a la izquierda, la derecha, la lucha de clases, lo ocupas, la APPO, el subcomandante Marcos rascándose los huevos, etc, que si bien existen, no sólo son únicas cosas existentes. Por lo que ha mostrado Chalo y los ocupas, nada más allá de sus narices es valido. Son una muestra de personajes indeseables y retrogradas. El pobre por más que quiere sus interpretaciones se ven muy forzaditas, ya me lo imagino impartiendo clases de prehistoria y, diciendo que había unos cavernícolas de izquierda y otros de derecha, que unos leían hacian pinturas rupestres conservadoras, por tal motivo se extinguieron. En conclusión, todo lo que el no ladra, es de derecha. Según dice que escribe aquí para informar a los alumnos, como si fueran unos niños retrasados mentales y el sintiendose el mesías, ajjaajjajajaja.

Anónimo dijo...

Pobres "universitarios" ahora también piensan que los medios oficiales son neutros y que no tienen posición política ni intereses económicos.

Resulta que ahora existe la objetividad y los medios son quienes simplemente la dan "a conocer". Se dicen universitarios y no han podido leer los mil argumentos que se esgrimen para demostrar la no objetividad de lo "objetivo". Eso si, es curiosa esa objetividad que solo señala y publica artículos que estan sesgados por la derecha.

Chale, pobres cabezas de serrín, piensan que también los medios deben o deberían ser neutrales como la "neutralidad" que se dedican a cacarear, esa neutralidad universitaria que nadie se la cree. Que los mismos profesores de derecha señaln y lloran cuando no responde a sus intereses.

Una pregunta solo para aquellos que siempre que se les argumenta dicen que no es argumento ni que se ha demostrado nada.

¿Qué requisitos debe cumplir un argumento para que (para ustedes) sea un argumento y una demostracióm?

Seguro no la contestan, como siempre. Ni porque dan lógica y ni porque estan en un cubículo de la facultad.

Anónimo dijo...

Ja! Aún no se han dado cuenta que solo les queda este mísero blog para llorar y rebuznar?

En los hechos concretos de la vida política de la facultad FRACASARON!

No son capaces de incidir en lo mas mínimo. Es por eso que entendemos este blog como desahogo de todos sus fracasos. Así como decía Freud, ustedes subliman sus fracasos e impotencias en este blog.

Sigan copiando y pegando artículos de derecha. Total, es lo único que medio saben hacer.

Gracias por proporcionarnos artículos de castrados mentales. Algún día servirán.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=rHbfJ6J-DN0


A mí que me contesten con toda su lógica, ajajajajajajajajajajajajaja, "la cocaica" como los drogaditos del Ché ajajajajjajajaajajajajja

Anónimo dijo...

Pobres "universitarios" ahora también piensan que los medios oficiales son neutros y que no tienen posición política ni intereses económicos.

Resulta que ahora existe la objetividad y los medios son quienes simplemente la dan "a conocer". Se dicen universitarios y no han podido leer los mil argumentos que se esgrimen para demostrar la no objetividad de lo "objetivo". Eso si, es curiosa esa objetividad que solo señala y publica artículos que estan sesgados por la derecha.

Chale, pobres cabezas de serrín, piensan que también los medios deben o deberían ser neutrales como la "neutralidad" que se dedican a cacarear, esa neutralidad universitaria que nadie se la cree. Que los mismos profesores de derecha señaln y lloran cuando no responde a sus intereses.

Una pregunta solo para aquellos que siempre que se les argumenta dicen que no es argumento ni que se ha demostrado nada.

¿Qué requisitos debe cumplir un argumento para que (para ustedes) sea un argumento y una demostracióm?

Seguro no la contestan, como siempre. Ni porque dan lógica y ni porque estan en un cubículo de la facultad.

Chalo dijo...

A ver, al primer pelado hay que enseñarle, otra vez, a discutir. Yo no negué nunca el consumo de drogas y alcohol, por el contrario, por eso dije que no era necesario demostrarlo, porque lo considero un hecho de todos conocido. Nunca lo he aplaudido y he sido, en ese sentido, sumamente crítico con los compas del Che. Pero ese no era el punto en la discusión, aunque tangencialmente tenga que ver. El punto era el aporte cultural del Auditorio a la Universidad, los conciertos, la galería, el comedor, los talleres.

Luego, el que planteó lo de la "ratonera", que si no se salían del auditorio no eran revolucionarios, fuiste tú o algún otro anónimo que escribe igual de mal que tú. A eso yo respondí que los compas sí han salido, y muchas veces, a solidarizarse con otras luchas.

Ahora bien, omites la parte en la te exijo que pruebes tus afirmaciones respecto al destino de lo que se obtiene en los conciertos.

Lo siguiente. El que está llevando agua a su molino eres tú. Porque en un inicio no planteaste lo de las drogas, eso lo sacaste cuando yo comenté lo de los conciertos. A ver, mientras yo soy capaz de reconocer el error político que constituye el consumo de drogas, tú no lo eres para ver las propuestas culturales del auditorio, que son únicas en todo el campus pero que sobre todo, cubren las necesidades de muchos en esos ámbitos estamos excluidos de las propuestas oficiales. Deberías bajarle a tu tono, porque no va con la bajeza y vulgaridad de tu discurso.

Al Chale. Estoy casi seguro de que el "periódico" ese ya existía, pero debo reconocer que me haces dudar. Lo que sí me consta es que sí han publicado acusaciones a la Universidad en ese sentido, más de una vez.
Pues los medios en los que salieron esas declaraciones pasaron mucho de la Jornada, creo que salió en todos los noticieros. De todos modos, no siento ninguna admiración particular por ese periódico. Tiene articulistas muy buenos pero en términos generales es de un reformismo y un frentepopulismo que enferman.
De todas formas no haces nada por defenderte de la mediocridad de la que te acuso. Aceptas cínicamente que crees en los medios de masas que te regalan en el metro. No se trata de que pienses diferente que yo y por eso te descalifico, lo hago porque es necesario descalificar lo que esos medios dicen, porque esos medios responden a intereses particulares. Y no se trata de creerle mejor a la Jornada, sino de tener las herramientas para criticar lo que digan tanto Hiriart como Evo Morales, herramientas que tú evidentemente no tienes. Es que neta no entiendo cómo puedes decirte universitario y creerle a Sergio Sarmiento, es realmente irónico, ¿sabes cuánto gana ese señor? Todavía Granados Chapa o Denisse Dresser tienen argumentos más serios en contra de la izquierda radical. Pero pasa que no son vulgares propagandistas, que no usan términos criminalizantes y amarillistas que generan consensos fáciles como "seudoestudiante", "secuestro del Auditorio", o demás barrabasadas. Pero bueno, sí no te gusta leer y te da mucha hueva la crítica y la reflexión pues sígueles creyendo a esos impolutos señores de la verdad y la objetividad.

Oigan y ya háganle caso al Ivo, no manchen, es su blog.
Salud.

Judas Iscariote dijo...

Chalo dice (lo que tenga * es lo que dice "Chale", digo Chalo, lo que tenga "R" es mi opinión al respecto):

*"calumnia injustificada a la Okupación".
Respuesta: más que justificada la crítica (no calumnia), es que usan el espacio para sus fines personales, punto, si a eso le sumas que esos fines son muy pero muy cuestionables (chupan, se drogan, lucran, etc).

*"Tampoco tengo por qué creer lo de las botellas".
R: que raro, sólo crees y comentas lo que les conviene, lo bueno es que no tenemos que desgastarnos con demostrar que ese espacio no es más que una vulgar cantina-changarro.

*"Unos docientos éramos activistas simpatizantes de la okupación."
R: en caso de que eso sea cierto, eran muchos más quienes estaban a favor de que los okupas se largaran del espacio.

*"sean incapaces de documentarse más allá de lo que los medios de masas les dan peladito y en la boca".
R: pues no que la objetividad de los medios y de los textos no existe?, te recuerdo, no se necesita documentarse si tenemos en frente los HECHOS del auditorio, te los repito: consumo de alcohol, drogas, hotel, cantina-bar-antro (eso si, alternativo), PyME, etc.

*"¿Qué nunca han leído nada sobre los medios masivos, sobre las teorías que se han hecho en torno a su función en la sociedad contemporánea?"
R:en ese sentido, las teorías de derecha y de política totalitaria es igual de válida, ya que, por el simple hecho de leerla en un libro según tú es cierta.

*"el uso del término "secuestro" para definir la situación del auditorio..."
R: ES UN SECUESTRO del espacio, porque sólo unos cuantos tienen el control de él (y limitan el acceso), para sacar beneficio per$onal.

*"El secuestro es la privación de la libertad"
R: lo ves, tú mismo te contradices.

*"repitiendo como idiotas lo que los medios les dijeron..."
R: no repetimos nada, vuelvo a señalar que los HECHOS ahí están a la vista de todos.

Otros lectores dicen:
*"Una vez más Chalo, ve y cuentales tus patoaventuras a los niños del Kinder Almendrita."
R: o en la UCHALO!

*"uno de sus héroes intelectuales inconfesados"
R: lo ves Chale, no soy el único que sospecha y señala sobre tu ideología inconfesada.

Háganle un favor a todos (hasta a ustedes mismos) y ábranse de nuestro auditorio

UNAMOS ESFUERZOS dijo...

JUDAS DIJO:
Vaya cinismo, me pides pruebas de que se censuró a los que proponían la devolución, si de verdad estuviste en las asambleas, no debería de extrañarte lo que digo.
Para estar claros, yo propongo que se larguen del auditorio por las buenas, y si no, pues ahí está la experiencia del 99, "ante la barbarie...". Los motivos, están más que expuestos y fundamentados en las diversas entradas de este blog y en comentarios de estudiantes de "a pie".
Si muchos nos expresamos de manera anónima aquí, es porque hay okupas y pro-okupas con altas tendencias violentas cuando están en masa, te recuerdo (A Chalo) cuando en una asamblea votaron y gritaban apasionadamente para excluir a una estudiante que había sido porra.
Yo he dicho en más de una ocasión que la mayoría está a favor de la desokupación, porque he salido de mi nube y círculo (cosa que tú no has hecho), para ver más allá de mis prejuicios.
Y sí, perdemos todos, hasta los okupas, nada más observa como se autodestruyen día día en un espacio universitario, que debe velar por su desarrollo integral, no para que vayan a hacer negocio con la oferta cultural y a drogarse.

Compañeros: ¿Están de acuerdo? YO SI ¡Apoyemos a Judas! Les sugiero ya ignorar a Chalo. Este esquizofrénico lo único que hace es desviar el discurso exactamente igual que como sucede en las Asambleas. Luego dice que él gana.

Chalo dijo...

No creo que sea necesario responder a los últimos comentarios. Cualquier lector atento advertirá que ni uno solo de mis argumentos ha sido refutado. No sé si culpar a los profesores que no enseñaron a leer a estos chavos, o a su vocación y sus obligaciones propagandísticas. Han respondido, como siempre, guiados por consignas y sin atender a los análisis.
Ante mi objeción al uso inadecuado del término secuestro, Judas se limitó a decir que lo iba a seguir usando mal.

Creo que ellos se dan cuenta de lo mismo, y por eso remiten a lo que llaman "los hechos". Es cierto, los hechos demuestran ciertos usos indadecuados del Auditorio por parte algunos de los okupas, no lo voy a negar y nunca lo he negado. Pero los hechos también demuestran que eso no abarca la totalidad de la situación, porque si fuera así, si mis detractores tuvieran razón, el 24 de septiembre una multitud de estudiantes y profesores hubieran tomado el Auditorio sin ninguna oposición relevante. Los hechos no ocurrieron así, hoy hay un proyecto estudiantil, muy grande y muy organizado, de trabajo hombro a hombro con los okupas. Como consecuencia de este, el consumo de alcohol y de drogas ha sido erradicado, lo cual demuestra que la organización estudiantil y el diálogo enre estudiantes pueden más que las autoridades y soluciones autoritarias. Los hechos, demuestran que una solución unilateral a algo que ya no es tanto un conflicto, sería lo peor que podría pasarle a una comunidad que ha trabajado tanto y ha invertido tanto tiempo en sacar adelante las cosas.
Van a decir que el 24 de septiembre los activistas manipulamos a los estudiantes, porque según estos iluminados, son muy imbéciles como para pensar por su cuenta y cuestionar lo que decimos. Eso, de nueva cuenta, es cosa de interpretación y no de demostración, cada quien que interprete qué fue lo que pasó ese día.
Y sí, expulsamos de una samblea a una persona que no puede probar que ya no sea porra. Y lo hicimos porque los porros son los primeros enemigos de los estudiantes, porque la cantidad de drogas y de alcohol que ellos consumen en el campus no tiene parangón, porque además promueven la prostitución adentro de la Universidad, auspiciados siempre por autoridades y partidos políticos. Porque ella había amenzado de muerte a dos de nuestros compañeros presentes. Por esas razones la asamblea, en la que los activistas éramos minoría, VOTÓ la expulsión de la porra.
Ya suban el nivel.
Salud.

Chalo dijo...

Se expresan de manera anónima porque son cobardes. No se hagan los mártires perseguidos, las fuerzas de choque, la policía y los porros están en contra nuestra, no suya.
Salud

Judas Iscariote dijo...

Chales, como siempre haciéndose el mártir, el trabajo que hacen los okupas(con el que a final de cuentas lucran a costillas de los estudiantes que tanto dicen defender) no justifica que hagan del auditorio un vulgar antro, ni que lo hayan convertido en una PyME, y no empleo mal el término secuestro, lo que pasa es que no conoces el uso de adjetivos ni mucho menos algo llamado metáfora. Creí que lo sabías todo como tanto lo has manifestado de manera implícita, al inicio dudé acerca del médico que te diagnosticaba como esquizofrénico, pero ahora comienzo a creerle

Judas Iscariote dijo...

Votar para excluir a un estudiante (porro o no) de una asamblea PÚBLICA me parece más que absurdo. Te digo que eres muy cínico, ahora reclamas como una monja (palabra que tu has venido usando) que los porros chupen y consuman drogas, cuando en al auditorio pasa igual o peor, la diferencia es que a los porros nunca los he visto chupar, drogarse o prostituirse en un auditorio de la Universidad, ni mucho menos todos los días de manera sistemática.

Anónimo dijo...

No seas pendejo Judas, que seguro te has puesto ese nombre porque alude a judicial y por lo que dices seguro tu papa o tu lo son.

Por qué es absurdo excluir de una asamblea a alguien que asalta, pega, amenaza, viola, porque las autoridades de algún partido o de la unam les pagan para hacer lo que hacen?

Ahora resulta que son super incluyentes. Una vez más demuestran su servilismo y su complicidad porril.

Eres "capaz" de cuestionar la exlcusión de los porros, pero no eres capaz de cuestionar la mafia de la unam.

Judas Iscariote dijo...

Pendejo tú, no mames, poderes de vidente, no crees que estás malgastando tus poderes? deberías de ponerlos al servicio de los líderes mundiales para paliar el hambre, la guerra y otros problemas cabrones, no los andes malgastando en internet. A tí te consta que esa chica hizo todo eso? o te dejaste llevar por oídas, tu la viste? Recuerda que también es estudiante y tiene el mismo derecho que tú de estar en la facultad, cómo es que votan para correr de la Asamblea (del espacio físico de la facultad) a una persona! ustedes son los que han venido cacareando la patraña de la inclusión y el "che de todos", inconsecuentes y mamones, ahora se sienten con derecho de correr a la gente de la universidad.

Chalo dijo...

El discurso de Judas es cada vez más patético y más infantil. Sale Ivo, échame algún perro que sepa ladrar.
Salud.

Judas Iscariote dijo...

UNAMOS ESFUERZOS: es importante que más y más estudiantes expresen su opinión y propuestas sobre el auditorio, para que okupas y pro-okupas, levanten la mirada y observen que no son ni mayoría, ni mucho menos que tienen razón.Se agradece el apoyo a mi opinión.

UNAMOS ESFUERZOS dijo...

Judas dijo: es importante que más y más estudiantes expresen su opinión y propuestas sobre el auditorio

Compañeros: Si estas a favor de la DES-OKUPACIÓN regalanos dos minutos y manifiesta tu desaprobación. Este espacio es para que se haga escuchar la voz de los estudiantes de "a pie" que ya no quieren ver al Auditorio Justo Sierra secuestrado.

Aquí escribo mi razón:

1) Durante muchos años el estigma que cargamos los estudiantes de la UNAM es de revoltosos y porros, por lo que al salir de la Universidad se nos cierran las puertas y no encontramos trabajo. La Okupación y todo el folclor que conlleva lo único que hacen es favorecer a ese estigma. ¡Imaginen! Saldré de la escuela y me pondrán etiqueta de Okupa o Parista. ¡No manchen! A duras penas saco 8 en mis materias, no falto a clases para que a final de cuentas me digan que no porque soy de la UNAM.

Expresa tus razones e ignora las amenazas y aberraciones de la Okupación.

Chalo dijo...

Llamar a la ignorancia, muy propio de universitarios.
Salud.

Chalo dijo...

Pues ya salió el peine ¿no?, se trata de que sólo se echen porras entre ustedes, de que no haya diálogo, de que las suyas son las únicas voces. Pues no chavos, habemos estudiantes "de a pie" que respaldamos la okupación con razones y argumentos, y vamos a seguir aquí demostrando la falsedad y la hipocresía de estos porros que no saben ni leer ni escribir.
Salud.

UNAMOS ESFUERZOS dijo...

Mi razón #2

Hace algunos años hubo un estudiante que creo era de filosofía. El caso es que amaneció cruzificado y violado por razones extrañas o que al menos yo no conozco. Los Okupas y pro-Okupas son entes que hacen presente esa amenaza y por eso voto a favor de la Des-okupación del Auditorio Justo Sierra. ¿qué dices?

Chalo dijo...

¿No te enteras? A Pável González lo asesinó el grupo porril Apocalipsis, liderado por el hijo de José Narro.
Haz el favor de explicar por qué la okupación favorece la persecusión, tortura y asesinato de estudiantes comprometidos con causas sociales, como lo era Pável. No ensucies su nombre, la dignidad de Pável vale algo que tú nunca jamás vas a comprender.

Anónimo dijo...

Razón #3

Estoy fastidiado de que estudiante de la UNAM sea lo mismo que porro, marihuano, parista o huelguista. Gracias a la Okupación y sus simpatizantes tenemos esos motes.

Firma UNAMos esfuerzos

Anónimo dijo...

Mi estimado Chalo, una consulta jamás excluye una discusión, incluso muchas, por lo lo menos yo he tenido demasiadas con diversas personas y posturas. Lo que pasa es que tienes miedo de que suceda algo así, además de que poco importa que la rechaces, tú y los demás, que por cierto ya son poquitos, cada vez más hemos dejado de creer en lo que pasó posterior a las asambleas, foros, etc., tan notorio es lo que digo, que algunas de las asambleas no se han llevado a cabo en lo colegios por falta de material humanos, en el mismo sentido son las desarrolladas en el Ché Guevera.

Ivo Basay dijo...

Chale...¿por qué nadie comenta sobre el contenido de la entrada?

Gracias O, por este artículo del maestro Rossi.

Chale dijo...

Chalo habla de tener herramientas para criticar, ¿serán esas mismas herramientas que le permiten hacer la sesuda afirmación de "es que neta no entiendo cómo puedes decirte universitario y creerle a Sergio Sarmiento, es realmente irónico, ¿sabes cuánto gana ese señor?"? ¿Cuál análisis Chalo? ¿Cuáles herramientas? Si el delito del señor Sarmiento es ganar mucho, ¿en qué afecta eso a los argumentos? Sí, ya sé que, según tú, él es un vulgar propagandista. ¿Pero a qué viene su sueldo? Ya no sé a quién le da más hueva la crítica.

Judas Iscariote dijo...

Hey Ivo, yo sí comenté acerca de la entrada, e inclusive me adelante en comentario sobre la que pretenden sacar sobre la razón de ser y los objetivos de la UNAM, reconozco que muchos hemos tomado las entradas como pretexto para abordar otros temas, pero yo sí leo las entradas y comento sobre ellas, paso de ser oportunista como algunos CHarlatanes.

Chalo dijo...

"Yo sí me porto bien maestro, póngame mi estrellita en la frente."
No Judas, porque no has aprendido a escribir.


Me sigue dando igual lo que critica el que tiene nombre de consigna chaquetera que sacó de algún cartel que pegó la autoridad. Sus comentarios eluden el análisis y tocan asuntos tangenciales e irrelevantes. Mejor voy una entrada arriba, con el perro Sheridan, que por lo menos sabe un poco de gramática.
Salud.

Ivo Basay dijo...

Gracias, Judas. No pretendía generalizar universalmente. Sí leí tu comentario y ya pronto vendrá no una sino varias entradas sobre el problema de cómo entender la existencia de nuestra querida Universidad.