sábado, 7 de noviembre de 2009

Anti-Universidad

Si leen las primeras líneas del siguiente artículo podrá parecerles que se escribió en 1999, o que alude a los secuestradores del auditorio Justo Sierra. No es así. Es una historia vieja aunque recurrente. La última vez Octavio Paz se refirió a un artículo publicado en Excelsior el 8 de diciembre de 1972 por Gastón García Cantú. A continuación lo reproducimos para ustedes.


Antiuniversidad



La Universidad no padece una crisis más, sino la amenaza de su desaparición. Ha sido quebrantada en sus bases académicas y científicas; en su labor de difundir la cultura. Se introdujeron en su vida misma las corrientes irracionales más destructivas de nuestra época: la calumnia, la injuria; el calificativo despectivo como réplica a los argumentos. La violencia impune.

Se fomentó, dentro y fuera de sus recintos, la política del fascismo: condena del opositor; persecución ideológica y encomio de los actos sin escrúpulos.

Los jóvenes han renunciado a su derecho a estudiar y, los profesores, a su deber de enseñar.

Se ha favorecido la abstención ante el agresor, el apoyo silencioso al delincuente, el acatamiento a quien dispone los actos autoritarios; realidad la cual ha favorecido tres actitudes: la indiferencia y el ser cómplices o delincuentes.

Deben recorrerse los pasillos, verse las escuelas, los auditorios, las bibliotecas, los letreros infamantes; advertir la basura moral enseñoreada en las aulas; oír la cólera insana de los oradores espontáneos; comprobar la estupidez y la locura de quienes alientan, hora tras hora, la demolición de la Universidad, para persuadirse de que, el dilema, ha sido resuelto: o la Universidad o la antiuniversidad; o la moral, o la delincuencia; o la verdad o la calumnia; o la cultura o la barbarie; o la justicia o la venalidad; es decir, los valores que representa Pablo González Casanova o los que simbolizan Mario Falcón, Nicolás Olivos Cuellar y Evaristo Pérez Arreola.

La integridad y la decencia o la triste vida de los seres sin conciencia moral.

La comunidad universitaria, al parecer, ha elegido: Falcón y los supuestos representantes de los trabajadores.

Ha preferido, y acaso seguirá haciéndolo, a quienes convocan al asalto de los recintos universitarios, al agresor, al ladrón, al iscariote, al drogadicto y no al que procuró educarlos y defender, con la ley, sus libertades académicas.

La comunidad, al parecer, he hecho su elección. Dejó solo al rector, uno de los hombres más dignos de esta generación.

Se ha apoyado la fechoría, la mentira y el despojo, abierto y público.

Ni mil universitarios acudieron a su casa de estudios y sí más de cincuenta mil a un juego de futbol norteamericano. No se permitió a nuestros investigadores salvar su trabajo: era romper la huelga; pero sí abrieron los campos deportivos para que los jugadores practicaran su derrota.

La Universidad no merecía eso. Ni nadie. No se les enseñó a los jóvenes ese camino. No se les abrieron las aulas para que confundieran los valores esenciales de la vida. No se les indicó a los profesores que sólo el cheque quincenal fuera lo sagrado de la Universidad. No se clausuraron los laboratorios. A nadie se le persiguió por sus ideas. No se intentó corromper a líderes estudiantiles. Ni se impidió, a los injuriadores obsesivos del rector, el acceso a los auditorios. Todo lo contrario. Se invitó a los universitarios a que discutieran, se informaran y trazaran, democráticamente, el futuro de su casa de estudios; se ofreció a los trabajadores y empleados prestaciones que ni ellos mismos imaginaron y un sindicalismo sin las facultades propias de la venalidad y la corrupción.

Nada de eso importó. Lo urgente era barrenar la Universidad. Desprestigiarla. Volverla inútil para todos. Detener la afluencia de los jóvenes a las escuelas superiores. Separarla de la razón y el derecho. Aislarla como si fuera una institución nociva. Hacerla, a su pesar y contra sus protestas, ajena al derecho positivo. Señalar que los delincuentes podían vivir en ella, impunes y respetados. Así, el bandolero se convirtió en héroe; sus pistoleros, en guardianes de la ley; el drogadicto y el insano mental, en maestro de la juventud. El agente provocador, en guía universitario.

Estos hechos no son representación de la locura sino la realidad misma. Son lo real de nuestros días, no su ficción; la verdad de lo ocurrido, no lo falso. Esto ha sido así. Se trabajó con afán para lograrlo; con audacia, paciencia y tesón para mellar la moral, desviar la razón colectiva, quebrantar la ley y enajenar la Universidad al país; separarla de la nación.

Lo que se pretendía que México aceptara, se ha obtenido: configurar a los universitarios como incapaces de gobernarse a sí mismos; señalar que la autonomía es un bien que ellos no saben, ni pueden, apreciar. En esa labor de demolición coadyuvaron los enloquecidos que se sobreviven a sí mismos en los comités de lucha, los ultraizquierdistas, verdaderos enfermos de la razón, los dirigentes del Partido Comunista –la agrupación más antimarxista de América Latina- que pretenden hacerse de un sindicato de alcances nacionales y dominar la Universidad, los ignorantes, algunos directores plegadizos y acobardados, los adversarios de la educación superior, los patrones nacionales y extranjeros coludidos para desmembrar toda institución crítica, los grupos más reaccionarios para los cuales todo lo que no esté sellado y lacrado por los empresarios de Monterrey, es marxismo, y, también, los que, ahora, ven llegada su oportunidad de lanzarse sobre las escuelas y facultades para repartirse, ilusoriamente, los presupuestos administrativos.

La Universidad no será más la misma. Quienes retornen a ella la verán intacta, aparentemente. Su espíritu; su misión, han sufrido daños irreparables. Javier Barros Sierra se hizo esta pregunta el 17 de noviembre de 1968: “¿A quién puede convenir que la Universidad no cumpla sus fines, que se frene el avance científico y tecnológico, que se supriman las libertades universitarias?

“No podemos engañarnos
–afirmó aquel rector-: a aquellos intereses que se proponen mantener su hegemonía sobre los países que todavía no alcanzan su pleno desenvolvimiento. Y a las fuerzas internas que, olvidando el servicio a la patria, coinciden con las de afuera. Sólo a ellas les interesa ver reducida nuestra Universidad a la condición que afecta, por desgracia, a otras en numerosos países latinoamericanos. Estas fuerzas quisieran verla debilitada, sin autoridad moral ni capacidad para cumplir con sus auténticas funciones que se resumen en una esencial: contribuir al desarrollo democrático e independiente del país, en beneficio de la colectividad entera y no de grupos, facciones o partidos.”

La acción decisiva de ese propósito señalado en su tiempo por Barros Sierra y después por Pablo González Casanova, corrió a cargo de las fuerzas internas de la Universidad. Sus trabajadores más humildes han sido impulsados para cerrarla y confiar su destino a quienes habrán de aherrojarlos.

Se ha permitido que la delincuencia y la conspiración política destruyeran la Universidad.

Las consecuencias de todo ello las pagará el país.


-Gastón García Cantú -
Excelsior, 8 de diciembre de 1972.


Un par de preguntas para José Narro, Juan Ramón de la Fuente o quién las pueda contestar: ¿Permitir el secuestro del auditorio Justo Sierra es una especie de sacrificio que tenemos que ofrendar para contener las fuerzas de aquellos demonios que están prestos para destruir la Universidad?

En menos de un año se cumplen cien de la fundación de la Universidad Nacional. ¿No sería lo propio que la ceremonia del 22 de septiembre de 2010 se llevará a cabo en el que fue el principal auditorio de la Ciudad Universitaria, cuyo nombre evoca al gestor del gran proyecto del que hoy somos beneficiarios?

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Edwin dijo...

Los mil chistes del Auditorio Ernesto Ché Guevara

Desde que entre a la facultad me han surgido una serie de dudas, inquietudes y preguntas sobre el estado de decadencia en qué se encuentra el inmueble, para ser sinceros, no creo en las personas que ocupan o cercan el auditorio, en sus discursos o actividades, tras la cuales se escudan y ocultan un sin fin de barbaridades.

Simplemente basta con tomar algunos de los elementos que, se encuentran a la vista, para darnos cuenta de las contradicciones y las mentiras con las cuales está “sustentado” el famoso espacio revolucionario. Siempre se han dicho anticapitalistas, lo han repetido hasta romperse los huesos de tal condición, pero en principio y en el fondo, tal espacio no rompe en nada con el capital, por ejemplo, venden productos hechos por el capital, todos los dulces, plásticos y cigarros, díganme, ¿de dónde salen? ¿Acaso de hermosas sociedades socialistas en donde los medios de producción no le pertenecen a unos cuantos? Esos productos están hechos basando se la explotación de obreros que dicen defender, entonces la verdad yo no termino por entender su discurso falso y mentiroso.


No existe tras sus murallas un solo espacio de tolerancia. Recuerdo que aquel día de la famosa asamblea de 24 de septiembre, cuando los estudiantes de teatro (de teatro insisto, no otros) pedían que se les devolviera el espacio para llevar a cabo sus actividades, un personaje que a la entrada del Auditorio vende pulseritas, acompañado de unos cinco hombres (aproximadamente de cuarenta años), se burlaban diciendo que se fueran a pedir el teatro de Silvia Pinal, además de risas y una especie de baile por uno de ellos… No me cabe aún en la mente tamaño acto de burla, es como si yo al llegar a mí salón tuviera que pedir permiso a unos desconocidos, con aliento alcohólico, para que me permitieran tomar clase. Estos son los individuos revolucionarios que arrebatan para ellos los espacios de destinados a nosotros para poder lucrar.

Ese mismo día, en la entrada, mientras un valiente de la radio decía un montón de idioteces, me percate de un tipo drogado en la entrada, que al mirarlo fijamente tenía los ojos desorbitados y se tambaleaba, entonces me pregunto, ¿eso son los revolucionarios? ¿Son los que gritan que tienen tanta conciencia? Yo no sé cómo no les da vergüenza llenarse el hocico de poemas socialistas, mientras sus integrantes, sus discípulos, su gente, están consumiendo drogas que tanto critican, según dicen que Narro es un narcotraficante, un porro, supongo, que él les proporciona la droga para que los angelitos estos la consuman. Vaya, es la cosa más congruente del mundo.

Creo que mucho de la problemática de los ocupantes del Ché, radica en que nunca hacen una autocrítica, y si algo sale, es sólo de dientes para afuera. Ya veremos cómo se desarrollan las cosas después de 24 de septiembre. Estos tipos tanto le han estado jalando a la liga que se les puede romper, no hace falta llenarse la boca y decirse ser un algo, para que la realidad te rompa tu mundo de fantasía.

Bueno, por el momento me limito a escribir un poco sobre el asunto. Espero los comentarios más divertidos del mundo. Me encanta ver cómo la ideología termina por cerrarle los ojos a algunos, por ahí dicen que los perros a los ocho días de nacidos abren los ojos, y que los pendejos nunca.

Anónimo dijo...

HUY BUEN COMENTARIO, y con recpecto a la cita Antiuniversidad pues creo ke el Ché si es un desastre, tal vez si haya gente conciente, sin embargo tambien hay mucho drogo sin oficio ni beneficio como diria mi abuela, y la verdad no quiero que por el chance que se les otorgo a los estudiantes nos vayan a privatizar y como siempre los presupuestos que nos corresponden para avanzar se los lleven los empresarios o gente sin conviccion ajna a la mision y vision de la universidad, asi que DESALOJEN EL AUDITORIO!!!

Anónimo dijo...

Edwin dijo...

Me gustaría toparme con el ese Chalo, que se dice ser historiador... Es al que más ganas le traigo.

Anónimo dijo...

El movimiento subversivo en México fue ordenado por el alto mando de la Secretaría de la Defensa Nacional al general Acosta Chaparro Escapite, que en dos años revisó e integró fichas y datos de la Policía Judicial Federal Militar y de Inteligencia Militar. El texto, concebido como manual para oficiales y jefes de las fuerzas armadas en el combate a la guerrilla izquierdista, tenía el propósito de identificar y ubicar a los grupos radicales para “desactivarlos”. En realidad CARA es la parte más violenta y radical de la derecha mexicana, mucho más que Los Tecos de Jalisco, el Frente Universitario Anticomunista y el MURO. A decir del ahora preso general Acosta Chaparro Escapite, esa guerrilla de derecha “se constituyó en el mes de enero de 1971, siendo su principal dirigente Sergio Martínez Romero , El Fish, quien anteriormente militaba dentro de la derecha en el medio universitario, encabezando un grupo de porristas que reprimían a elementos izquierdistas”. Inteligencia Militar registra que la banda armada cometió siete atracos y un intento de bomba en las instalaciones de Petróleos Mexicanos. La información es muy precisa: “el 11 de septiembre de 1971 el grupo asaltó una vinatería en la colonia Polanco”. El botín, además del efectivo, cuyo monto no se precisa, incluyó una camioneta del comercio asaltado. El grupo se salió de control después de la matanza del Jueves de Corpus en San Cosme. De manera que el movimiento estudiantil marcó un parteaguas, pues de golpeadores pasaron a comandos armados. Antes de 1968, sus integrantes pertenecían al MURO y se ocultaban en las porras de los equipos del futbol americano. Sin embargo, cuando el movimiento estudiantil rebasó al gobierno, el MURO --fanáticamente anticomunista-- fue visto como un aliado. Los grupos de choque más violentos del MURO y luego CARA eran dirigidos por Sergio Martínez Romero, El Fish, un sinaloense nacido a mediados de la década de 1940, de corta estatura, grandes ambiciones, ojos saltones y mucha codicia. Entre las acciones que encabezó El Fish destacan el ametrallamiento de las instalaciones de las escuelas vocacionales números 4 y 5, la Preparatoria Popular y la sede de El Colegio de México. Los mismos informes apuntan que Martínez Romero habría participado en el asesinato del presidente del Comité de Lucha de la Facultad de Derecho de la UNAM. También intervino en los ataques a los alumnos Carlos Calcaño, de la Preparatoria número 7, y Víctor Klachard, de la Vocacional 5. Junto con Juan Sánchez y Alejandro Romero, El Supermán, dos violentos porros, El Fish hacía el trabajo sucio de las autoridades, que presentaban las agresiones como pugnas entre estudiantes. Así que con la impunidad que les garantizaron los gobiernos de Díaz Ordaz, primero, y Echeverría Álvarez, después, el grupo pronto se transformó en una peligrosa banda armada.

Anónimo dijo...

¿Ya andan en esas o aún les falta organización?

Anónimo dijo...

Los comentarios amenazantes contra quienes trabajamos, o apoyamos el trabajo, en el auditorio se repiten con cada vez mayor frecuencia tanto en este blog, como en comentarios en la página del auditorio, varios son amenazas muy directas.

Al respecto dos cosass.

sabemos que perro que ladra no muerde. pero esten seguros que si se da un hecho de violencia contra nosotrxs entonces la van pagar y caro, empezando por el idiota de Ivo. les aseguro que no lo quieren comprobar...

Ivo, calma a tus perros. a ti te va ir peor.

Anónimo dijo...

Los comentarios amenazantes contra quienes trabajamos, o apoyamos el trabajo, en el auditorio se repiten con cada vez mayor frecuencia tanto en este blog, como en comentarios en la página del auditorio, varios son amenazas muy directas. Al respecto dos cosass.

NO SEAS MARICA. Aquí y en cualquier lado la única amenaza es la de los Okupas y sus simpatizantes. ¿Los desmadres de cada 2 de octubre de quien son? ¿quien ha dejado como pocilga el Justo Sierra? ¿Qué? ¿te da miedo lo que piensan muchas personas diferentes a ti?

¡Justo Sierra libre!
¡Fuera la DESOKUPACIÓN!

p.d. Es ojete decir esto pero ojalá que los arteros recursos de la derecha le cerraran el ocico a los Okupas. ¡Bola de mamones!

Anónimo dijo...

Vaya, ese menso del la ocupación en verdad que vive en una nube. Si en verdad quisiera reventarles la madre a los de la ocupación, ni les avisaría, y ni sabrían quién fue, así del fácil.

Señores de la ocupación, la amenaza y la perdición son ustedes, espero que con valor afronten las consecuencias de sus actos. Si se dicen estar en una guerra, con la mínima información de lo que pasa en ella sabrían de qué se tratan las cosas.

Anónimo dijo...

el último anonimo es Dios. pense que no existía!! ya veo que existe, es de derecha, y además es estupido.

si afrontamos las consecuencias de haber nacido, crees que no vamos afrontar las consecuencias de nuestros actos conscientemente decidios. 10 años en el frente de guerra, nos respaldan

me cago en tus amenazas, mocoso imbécil.

Anónimo dijo...

Así es como me gusta, valientotes hasta más no poder, si tienes muchos huevos, pues vamos a vernos en un lugar, vamos a ponerle hora, qué te parece, da la cara cobarde.

Anónimo dijo...

A los putos de los ocupas les digo: Vamos a vernos en la delegación Iztapala, en el barrio de Santa Barbara, en la calle Hualquila y andador hulaquila, a ver si muy chingones y de verdad estén en una guerra, espero que lo demuestren, ustedes pongan el día.

ZABATECK dijo...

A los putos de los ocupas les digo: Vamos a vernos en la delegación Iztapala, en el barrio de Santa Barbara, en la calle Hualquila y andador hulaquila, a ver si muy chingones y de verdad estén en una guerra, espero que lo demuestren, ustedes pongan el día

Aunque este blog está a favor de la liberación del Auditorio Justo Sierra, los administradores no proponen ni aceptan ningún tipo de violencia o confrontación física. La pelea de ideas si, la violencia no.

Anónimo dijo...

Jaja! Descerebrados fascistas!

No pasan de amenazas por internet. Son tan maricas y tarados que necesitan amedrentar anonimamente. Dais pena!

Una paliza, dos palizas, tres palizas... muchas palizas a los fascistas!

Chalo dijo...

Y ahora resulta que los del blog están en contra de la violencia. No mamen. Voy a hacer OTRO repaso, porque no ha quedado claro.

1.- La derecha de la facultad, envalentonada por el apoyo de la señora Villegas, hace una invitación masiva y con fuertes recursos económicos a discutir, en la Asamblea de la Facultad, el 24 de septiembre, la situación del Auditorio.
2.- En este blog, los administradores promueven ávidamente la invitación, con una clara tendencia desalojista y seguros de que una masa de estudiantes y profesores "recuperaría el auditorio"
3.- El 24 de septiembre la derecha y los operadores de Villegas pierden cada punto de la discusión, y cientos de estudiantes pugnan por una solución autónoma respecto al auditorio.
4.- Los posteriores foros y asambleas son desconocidos y ninguneados por la derecha y por Villegas, que trata en lo escondido de organizar una consulta que jamás logra.
5.- En este blog se publica PROPAGANDA en contra de los foros y asambleas, sin prestar mínima atención a los argumentos que en su favor presentamos algunos. Incluso se propagandea en contra de la consulta de Villegas, exigiendo una solución unilateral al asunto.
6.- Comienzan a aparecer en este blog comentarios ofensivos y amenzantes en contra de los okupas y sus simpatizantes.

Resumiendo. Aquí salieron verdades a relucir, y los que pugnaban disque por el diálogo, cuando lo perdieron llamaron a la unilateralidad y a la violencia. ¿Cuál solución, si no el desalojo, puede tener las características que Ivo Basay insinúa en sus comentarios? Cuando llegue la violencia los administradores van a decir que la repudian, pero que celebran la "liberación" del Auditorio. Esperaremos a sus perros (porque ninguno de ustedes en el momento dará la cara) con mucha rabia y mucha gasolina.
Salud.

Anónimo dijo...

Estimado Chalo, que por lo que entiendo eres CHoreador, ¡ups!, perdón, Historiador.

Afirmas con tal autoridad que hasta casi me haces creer que tienes razón. Según tu los administradores de este blog han publicado posturas contudentes y abiertas. Te reto a que me demuestres con fecha y autor los siguientes puntos:

a) apoyo de la señora Villegas
b) pierden cada punto de la discusión (bajo otra óptica que no sea la tuya)
c) Los posteriores foros y asambleas son desconocidos
d) En este blog se publica PROPAGANDA en contra de los foros y asambleas
e) Comienzan a aparecer en este blog comentarios ofensivos y amenzantes en contra de los okupas y sus simpatizantes (Demuestra que los administradores han insultado a alguien)

Respecto a tu comentario:
Resumiendo. Aquí salieron verdades a relucir, y los que pugnaban disque por el diálogo, cuando lo perdieron llamaron a la unilateralidad y a la violencia. ¿Cuál solución, si no el desalojo, puede tener las características que Ivo Basay insinúa en sus comentarios? Cuando llegue la violencia los administradores van a decir que la repudian, pero que celebran la "liberación" del Auditorio. Esperaremos a sus perros (porque ninguno de ustedes en el momento dará la cara) con mucha rabia y mucha gasolina.

Estas perdido y ¿en qué nube vives?

Si mal no recuerdo en política la izquierda es la que está al otro lado de la derecha y la derecha es la que tiene el poder. ¿no?
Si los Okupas tienen en su poder el Auditorio Justo Sierra ¿quien tiene el poder? ¿quien es derecha?

Atentamente
La real Izquierda

Chalo dijo...

Recuerdas mal, quién tiene y quién no tiene el poder no tiene que ver con quién es de izquierda y quíen de derecha, pero de todos modos tu análisis sería muy pobre. Si entendemos a la izquierda como la fracción política que busca la expansión de los derechos políticos al total de la sociedad, con énfasis en los explotados (definición que le escuché a la Dra. Margarita Carbó en una conferencia), tenemos que la izquierda tuvo el poder en los años uno y dos de la Revolución Francesa, en los primeros dos años de la Rusa, en la Cataluña de la Guerra Civil española, en la Bolivia actual y en muchos otros citables momentos de la historia. O sea que ser de izquierda no quiere decir no tener el poder.Pero insisto, aunque lo fuera tu análisis es pobre. Porque la posesión del auditorio representa una fracción muy reducida del poder en la Universidad, ya no digamos en la sociedad. Los detractores de la okupación, la mayoría de ellos, pertenecen a la facción que tiene el poder fáctico en la totalidad de las instituciones, o sea, el monopolio de la fuerza pública.

Y por lo que pides arriba. Estoy de buenas y probaré, como tú pides, lo que se puede. Porque no puedo probar "con fecha y autor", el apoyo de Gloria Villegas a la derecha de la facultad, ni las derrotas de esta última en la asamblea del 24.
Lo que puedo decir al respecto es que los impolutos alumnos del movimiento 24 de septiembre pagaron un desplegado en un diario de circulación nacional, ¿con qué fondos?; que antes del foro del 5 de octubre esos mismos alumnos pegaron carteles impresos en imprenta en toda la facultad, llamando a la realización de una consulta y al desconocimiento del foro. Dos días después la señora Villegas se reunía en privado con unos 20 profesores para invitarlos a promover una consulta sobre el auditorio.
Relatorías de la asamblea del 24 se publicaron en este blog como 3. Cuando algunos refutamos esas versiones no se hizo ningún caso a nuestros argumentos y se siguieron desprestigiando los foros y las asambleas con base en mentiras. Por ejemplo, una tal Norma de pedagogía dijo que en la asamblea de su colegio la habían censurado cuando opinó en contra de la Asamblea general. Pero cuando uno escucha la grabación de la asamblea que hicieron las compañeras acusadas es obvio que eso es falso, que Norma esperó a que la asamblea terminara y se disolviera para hacer sus comentarios y luego decir que no se le había hecho caso. Por otro lado, Ivo sostuvo siempre que la no participación de las autoridades en la futura administración del auditorio era un dogma que se sostenía en las asambleas, que estaba como prohibido someterlo a discusión. Yo me cansé de recordarle a Ivo que tal consigna había sido discutida durante horas y horas por las asambleas de colegios y por la asamblea general, pero el administrador hizo siempre caso omiso de esa afirmación y siguió manejando su versión sin modificar nada. Por eso digo que lo que aquí se publica tiene el carácte de propaganda, porque no responde a la reflexión a la que se llega después de la discusión, sino a la difusión de una consigna que se da por cierta sin importar lo que se argumente en su contra. La propaganda es unilateral pues, como los comentarios de Ivo.

Chalo dijo...

Respecto al punto c. Remito al comentario en negritas que Basay publicó el domingo 25 de noviembre, en una entrada titulada "sobre el gobierno estudiantil".

Y sobre lo último. Habrá que convenir en que los administradores, en esta coyuntura no han esgrimido insultos, o no lo han hecho con sus nicks. Tú tampoco podrías probar lo contrario, porque insultos en contra mía y de los okupas hay en este blog muchos, firmados siempre por anónimos. Pero aún así, yo no dije que lo hubieran dicho. Me refería a la tendencia general de la derecha. Me parece que así puede interpretarse el que Ivo, por un lado, diga que la solución debe ser unilateral (pues desconoce todo medio que implique la participación de más de un sujeto, inclusive la consulta)y por otro, algunos simpatizantes del blog comiencen a lanzar amenazas cada vez más directas. En esta entrada hay muchas. Pues no, no se puede probar. No sé que estudies tú, pero en mi carrera no corrobaromos hechos, sino que interpretamos indicios.

Salud

UNAMOS ESFUERZOS dijo...

Este CHAvo CHundo CHi que eCHta deCHquiCHiado

Espero que no lo tomes como ofensa o insulto. No inventes. Si afirmas categoricamente todos los puntos que citaste yo puedo afirmar categoricamente que eres un porro pagado. Estas desquiciado mi estimado CHoreador (El Historiador es humilde y tu no tienes nada de eso)

Chalo dijo...

En primera no soy historiador. En segunda la humildad es una chingadera que se inventó la burguesía para dignificar la desigualdad social, así que no me vengas con esas chingaderas. Puedo ser humilde frente a los zapatistas, frente a los triquis en lucha, frente al migrante o frente al obrero; pero frente a basura como ustedes la humildad no vale para nada, por el contrario, lo que aquí es necesario es poner en evidencia su ignorancia, su conformismo y su estupidez, y para eso la humildad no ayuda. Así que nada, a joderse, pídele humildad a quien quiera dejarse, de mi sólo obtendrás lo que hasta ahora.
El pez por la boca muere. "El historiador es humilde" es una afirmación categórica, una generalización aberrante que nunca jamás vas a poder demostrar y que no sé de dónde diablos sacaste. Te la habrá contado el humilde de Álvaro Matute.
Por cierto, si eres tan universitario ¿por qué no entras a tus clases y aprendes a acentuar las palabras?
Salud.

Anónimo dijo...

Chale:

En primera no soy historiador.

No, eso me queda claro, ERES CHOREADOR

En segunda la humildad es una chingadera que se inventó la burguesía para dignificar la desigualdad social, así que no me vengas con esas chingaderas. Puedo ser humilde frente a los zapatistas, frente a los triquis en lucha, frente al migrante o frente al obrero; pero frente a basura como ustedes la humildad no vale para nada, por el contrario, lo que aquí es necesario es poner en evidencia su ignorancia, su conformismo y su estupidez, y para eso la humildad no ayuda. Así que nada, a joderse, pídele humildad a quien quiera dejarse, de mi sólo obtendrás lo que hasta ahora.
El pez por la boca muere. "El historiador es humilde" es una afirmación categórica, una generalización aberrante que nunca jamás vas a poder demostrar y que no sé de dónde diablos sacaste. Te la habrá contado el humilde de Álvaro Matute.


Si tu lo dices, pues está bien. ¿qué le hacemos? Que se note tu ímpetu y gallardia. Seguro que necesitamos más como tú.


Por cierto, si eres tan universitario ¿por qué no entras a tus clases y aprendes a acentuar las palabras?

Perdóneme la vida MAESTRO CHALE, intentaré mejorar día a día.

No dejo de pensar que eres un PORRO PAGADO

Chalo dijo...

Cámara Ivo, ¿esto es lo mejor que tienes?, hasta el Judas argumentaba más. Me aburro.
Salud.

Anónimo dijo...

Yo creo que Chalo juega con barbies. :)

Chalo dijo...

¿Ves?

Judas Iscariote dijo...

Chale: las "demostraciones" que das, no pueden ser válidas, son interpretaciones tuyas, visiones.
Los administradores del blog, y yo mismo, hemos hecho un llamado a la sensatez y a la no violencia varias veces. Una cosa sí puedo afirmar categóricamente, las asambleas (encabezadas por actividistas, digo "activistas") censuraron a quienes proponían la devolución del auditorio en más de una ocasión, así que no vengas a decir que existió discusión y debate, se imponían las emociones y los gritos. Por eso a la mayoría de estudiantes no les quedó otra que pegarse al che "para hacer algo", terminaron legitimando lo que al inicio rechazaban. En fin, te recuerdo lo siguiente: tú eres quién está dejando de lado el debate, no es la primera vez que dejas colgadas preguntas que te hago directamente y a los pro-okupas. Sólo te escudas en que tu eres la ley intelectual y que "perdimos"... perdimos? con la okupación perdemos todos.

Chalo dijo...

Ahora resulta que tengo visiones. Pues sí Judas, lo mío, igual que lo tuyo, son interpretaciones. Tampoco puedes dar pruebas irrefutables de tu versión de las asambleas.
Yo no puedo probar que los administradores están a favor de la violencia, pero ustedes tampoco pueden probar lo contrario. Hay indicios que me dan la razón: su posición es ambigüa, defienden una solución unilateral que nunca definen. Y hay indicios que se la conceden a ustedes: explícitamente han rechazado la violencia. Pero ninguna de los dos cosas prueba nada. Me parece obvio que no se puede creer, nada más así, en la palabra de unos anónimos que jamás se han presentado públicamente. ¿Qué garantiza su virtual palabra?

De sus opiniones sobre las asambleas puede concluirse que ustedes toman a los estudiantes como estúpidos manipulables, sin voluntad y sin capacidad crítica. Sólo así pueden justificar una derrota que aún recienten. Si la posición de ustedes hubiera prevalecido, entonces sí dirían que ganaron el diálogo y el debate.

Eso de que "con la okupación perdemos todos" se parece a la propaganda de Calderón. ¿Por qué estás tan seguro de que ustedes son la voz de todos?.Yo soy capaz de asumir que la okupación beneficia a algunos y daña a otros, no me cuesta, tengo claro que se trata de una lucha en la que el "todos" no existe. Lo mismo pasa con toda la Universidad. La administración oficial no beneficia a "todos", juega de parte de unos y representa intereses particulares. Desafortunadamente, la sociedad comunista, la humanidad, como le gustaba llamarle a Marx, en la que sí existe el "todos", todavía no tiene lugar.
Salud.

Anónimo dijo...

Corroborado:
Nuestro estimado y bien empoderado compañero Chalo es esquizofrénico paranoide. Hagamos una obra de caridad y llevemos a esta alma en pena al Instituto Nacional de Psiquiatría. Por ser estudiante UNAM le harán muy buen descuento.

Chalo dijo: "Ahora resulta que tengo visiones".

Y además tiene este rasgo paranoide: "Hay indicios que me dan la razón: su posición es ambigüa, defienden una solución unilateral que nunca definen".

Ayudemos a Chalo, hagamos una vaca para sus antipsicóticos

Judas Iscariote dijo...

Vaya cinismo, me pides pruebas de que se censuró a los que proponían la devolución, si de verdad estuviste en las asambleas, no debería de extrañarte lo que digo.

Para estar claros, yo propongo que se larguen del auditorio por las buenas, y si no, pues ahí está la experiencia del 99, "ante la barbarie...". Los motivos, están más que expuestos y fundamentados en las diversas entradas de este blog y en comentarios de estudiantes de "a pie".

Si muchos nos expresamos de manera anónima aquí, es porque hay okupas y pro-okupas con altas tendencias violentas cuando están en masa, te recuerdo cuando en una asamblea votaron y gritaban apasionadamente para excluir a una estudiante que había sido porra.

Yo he dicho en más de una ocasión que la mayoría está a favor de la desokupación, porque he salido de mi nube y círculo (cosa que tú no has hecho), para ver más allá de mis prejuicios.

Y sí, perdemos todos, hasta los okupas, nada más observa como se autodestruyen día día en un espacio universitario, que debe velar por su desarrollo integral, no para que vayan a hacer negocio con la oferta cultural y a drogarse.

UNAMOS ESFUERZOS dijo...

JUDAS DIJO:
Vaya cinismo, me pides pruebas de que se censuró a los que proponían la devolución, si de verdad estuviste en las asambleas, no debería de extrañarte lo que digo.
Para estar claros, yo propongo que se larguen del auditorio por las buenas, y si no, pues ahí está la experiencia del 99, "ante la barbarie...". Los motivos, están más que expuestos y fundamentados en las diversas entradas de este blog y en comentarios de estudiantes de "a pie".
Si muchos nos expresamos de manera anónima aquí, es porque hay okupas y pro-okupas con altas tendencias violentas cuando están en masa, te recuerdo (A Chalo) cuando en una asamblea votaron y gritaban apasionadamente para excluir a una estudiante que había sido porra.
Yo he dicho en más de una ocasión que la mayoría está a favor de la desokupación, porque he salido de mi nube y círculo (cosa que tú no has hecho), para ver más allá de mis prejuicios.
Y sí, perdemos todos, hasta los okupas, nada más observa como se autodestruyen día día en un espacio universitario, que debe velar por su desarrollo integral, no para que vayan a hacer negocio con la oferta cultural y a drogarse.


Compañeros: ¿Están de acuerdo? YO SI ¡Apoyemos a Judas! Les sugiero ya ignorar a Chalo. Este esquizofrénico lo único que hace es desviar el discurso exactamente igual que como sucede en las Asambleas. Luego dice que él gana.

UNAMOS ESFUERZOS dijo...

Judas dijo: es importante que más y más estudiantes expresen su opinión y propuestas sobre el auditorio

Compañeros: Si estas a favor de la DES-OKUPACIÓN regalanos dos minutos y manifiesta tu desaprobación. Este espacio es para que se haga escuchar la voz de los estudiantes de "a pie" que ya no quieren ver al Auditorio Justo Sierra secuestrado.

Aquí escribo mi razón:

1) Durante muchos años el estigma que cargamos los estudiantes de la UNAM es de revoltosos y porros, por lo que al salir de la Universidad se nos cierran las puertas y no encontramos trabajo. La Okupación y todo el folclor que conlleva lo único que hacen es favorecer a ese estigma. ¡Imaginen! Saldré de la escuela y me pondrán etiqueta de Okupa o Parista. ¡No manchen! A duras penas saco 8 en mis materias, no falto a clases para que a final de cuentas me digan que no porque soy de la UNAM.

Expresa tus razones e ignora las amenazas y aberraciones de la Okupación.