lunes, 8 de octubre de 2012

La Razón


Las autoridades universitarias, para no formar parte de la excepción entre las autoridades en general, creen tener razones para no hacer valer los estatutos universitarios y solicitar el desalojo de los delincuentes que mantienen desde hace años fuera de servicio el auditorio Justo Sierra de Filosofía y Letras. Los okupantes creen tener no la "Razón" sino la "Verdad" y por ello no admiten que entre ni siquiera a discusión su permanencia en el inmueble universitario. A veces las autoridades han sido tan generosas que se han prestado a negociar con delincuentes y los delincuentes han rechazado tan generosas ofertas. Algunos estudiantes, profesores y egresados creemos tener razones de peso para exigir que después de 12 años el rector ya no siga "analizando" la situación y actúe.

Hoy el diario La Razón dedica un espacio al trabajo valiente de una reportera y un fotógrafo denunciando la situación. 

No se pierda la edición de hoy.

1 comentario:

Daniel Duarte dijo...

Los felicito, su lucha es por un espacio académico que es de todos.